Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Quieres pasar la ITV? La novedad que ahora revisan con lupa en tu coche

Estación de la Inspección Técnica de Vehículos  (ITV) de Peinador, en Vigo. / Ricardo Grobas

Estación de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) de Peinador, en Vigo. / Ricardo Grobas

La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) supone para muchos conductores un trámite de gran tensión. En especial para los propietarios de coches de más antigüedad porque quizá confiados en la impecable apariencia del chasis o del motor acaban sufriendo el inesperado suspenso de la revisión. Pero ahora el riesgo a escuchar “vaya usted el taller y vuelva a intentarlo” se acrecienta todavía más con una novedad que precisamente afectará más a los vehículos menos modernos.

Ya no basta con que funcionen correctamente las luces, los frenos o los intermitentes; que los neumáticos estén en buen estado y el parabrisas tenga goma suficiente para limpiar correctamente la ventanilla. Además de todo esto los mecánicos especializados del centro inspector se fijan en otros detalles. Aspectos casi imperceptibles para el ojo humano que cumpliendo en rigor la normativa vigente desde al año pasado son condición sine qua non para conseguir la pegatina y así poder circular en regla durante otro año o dos más dependiendo de si tu coche tiene menos o más de una década.

Las estaciones comienzan a comprobar los sistemas de control de emisiones. Estos centros cuentan con dispositivos de lectura OBD (On Board Diagnostic- Diagnóstico a bordo) que chequean los sistemas de control de emisiones (E-OBD). Este protocolo se aplica para aquellos vehículos fabricados a partir del año 2006 (vehículos ligeros Euro 5 y Euro 6 y vehículos pesados Euro VI) y es una prueba complementaria a la que se hace habitualmente de gases (que se seguirán realizando durante la inspección). Es por ello, que aquellos coches que registren defectos en este sistema, no pasarán la ITV.

Desde la Asociación Española de Entidades Colaboradoras con la Administración en la ITV han subrayado que la lectura E-OBD no mide nuevos contaminantes, sino que comprueba que el sistema de control que incorporan los vehículos no presenta averías, errores o manipulaciones.

Claves de la nueva ITV

En 2018 la ITV se renovó por completo, volviéndose mucho más estricta en el control de las emisiones, pero también con algunas ventajas como pasar dos veces el examen en estaciones distintas (en este artículo te mostramos las claves de esa nueva ITV).

El último estudio sobre la contribución de los centros de la Inspección Técnica de Vehículos a reducir la siniestralidad (que data de 2011) que las estaciones de ITV evitaron 170 víctimas mortales gracias al buen estado de los cochesLa modernización de los sistemas electrónicos va de la mano de la modernización de los sistemas de análisis de los centros de inspección, por lo que, durante la revisión del coche, se detectan defectos, tanto leves, como graves, que ayudan a reforzar la prevención de accidentes.

Compartir el artículo

stats