El Ministerio de Sanidad publicó ayer una nueva actualización, la cuarta ya, de la denominada Estrategia de vacunación frente al COVID en España, acordada por la Comisión de Salud Pública, en la que se establece que las personas con menos de 55 años que ya hayan pasado la infección por SARS-CoV-2, tanto de forma sintomática como asintomática, recibirán una única dosis de la vacuna, seis meses después de haber superado la enfermedad.

Según prevé el documento, en cualquier caso, no será necesaria la realización de pruebas serológicas ni antes ni después de estas vacunaciones para verificar si se poseen anticuerpos contra el COVID.

Tras la revisión de los estudios clínicos existentes, la estrategia también recomienda, en el caso de los mayores de 55 años que se hayan contagiado de coronavirus después de haber recibido una primera dosis del fármaco, que se les administre la segunda dosis cuando estén completamente recuperados y sin aislamiento.

El documento incluye como novedad los siguientes grupos a vacunar con las vacunas de Pfizer-BioNTech y Moderna y los identifica por números, de manera que cada persona pueda saber a cuál pertenece. Así, aquellos que tienen entre 70 a 79 años constituirán el grupo 5B; los de 60 a 69 serán el grupo 5C; los de menos de 60 con condiciones de riesgo alto de COVID grave irán al grupo 7 y los de edades comprendidas entre los 56 y 59 años, al grupo 8. El grupo 6 lo constituyen los mayores de 55 con trabajo esencial (policías, militares, docentes...).

“La definición de dichos grupos se ha realizado en previsión de una mayor disponibilidad de dosis de vacunas en el segundo trimestre del año”, ha explicado el Ministerio Sanidad.

Con todo, hay ciertas discrepancias aún sobre quiénes serán los componentes del grupo 7, ya que faltan datos científicos para saber qué enfermos crónicos son de mayor o menor riesgo. Todo apunta a que las personas trasplantadas, las que sufren obesidad, las que tienen diabetes o disfunción renal son algunas de las principales candidatas a entrar en ese grupo.

Necesidad y equidad

El documento apunta que con las vacunas de AstraZeneca, una vez completada la vacunación a colectivos con función esencial para la sociedad ya priorizados, se administrará a las personas de entre 45 y 55 años (grupo 9).

Los autores de la estrategia recuerdan que el principal factor de riesgo de hospitalización y muerte por COVID-19 es la edad superior a los 60 años y que va aumentando a medida que la edad es mayor. Por ello, resalta que, “basado en los principios de necesidad y equidad, debe comenzarse a vacunar cuanto antes a las personas de mayor edad que no están institucionalizadas”.

La actualización hace también hincapié en que resulta “imprescindible” considerar el principio de solidaridad para que las vacunas que tienen eficacia acreditada en los grupos de mayor edad “lleguen a estas personas”.

Orden de grupos de vacunación

5b personas de entre 70 y 79 años

5c personas de entre 60 y 69 años

6 mayores de 55 con labores esenciales

7 menores de 60 con dolencias graves

8 personas de entre 56 y 59 años

9 personas de entre 45 y 55 años