Los indicadores epidemiológicos han mudado radicalmente este febrero en Galicia: el mes comenzaba con el mayor pico jamás alcanzado por el COVID-19 en la comunidad, tanto en casos activos (22.608 el 31 de enero) y como en pacientes graves (254 el ocho de febrero), y ahora finaliza con la desescalada.

Mucho ha cambiado la situación en apenas cuatro semanas, en las que las ucis han vivido sus peores momentos. De hecho, las unidades de críticos son las que más tardan en notar la contención del virus. Sanidade informa hoy de un nuevo descenso de los hospitalizados, 48 menos hasta los 586. De ellos, 465 (-36) se hallan en planta y 121 (-12) en las ucis. Los pacientes graves suponen un 20% de los ingresados, exactamente el mismo porcentaje que en el techo de la pandemia.

Todos los índices afianzan, un día más, una caída sostenida de la curva. Salvo uno. Los contagios diarios han subido a 320 después de varios días en los que ni se acercaban a los tres centenares. Además, las pruebas diagnósticas no arrojan cifras superiores a las jornadas anteriores: 5.821 PCR que revelaron 260 positivos.

Pese a este ligero repunte de contagios en las últimas horas, los casos activos vuelven a caer gracias a las altas médicas. Las 831 nuevas curaciones rebajan el total de personas con la infección hasta las 6.772 (520 menos que ayer).

Por áreas sanitarias, los casos activos se distribuyen: A Coruña contabiliza 2.185; Vigo, 1.056; Pontevedra, 930; Santiago, 742; Ferrol, 719; Lugo, 702; y Ourense, 438.

Ocho fallecimientos elevan a 2.213 las muertes por COVID en Galicia

Ocho muertes notificados este jueves por el Sergas elevan a 2.213 las muertes en Galicia desde el inicio de la pandemia. Los decesos son el de un hombre de 74 años en el CHUS, en esta jornada, y en la previa, una mujer de 76 años en el CHUAC, una mujer de 87 en el CHUAC, un hombre de 53 en el CHOP, una mujer de 90 en el CHOP y un hombre de 74 en el HULA. El día 23 murieron un hombre de 88 años en el CHUVI procedente de la residencia Castro Lar de Salceda de Caselas y un hombre de 91 en su domicilio del ayuntamiento de Arteixo. Todos ellos tenían patologías previas, indica Sanidad.

A punto de cumplirse un año del primer caso de COVID-19 detectado en Galicia, el patógeno ha afectado a 111.766 personas; 102.806 se ha restablecido y 2.213 han fallecido. El dato acumulado de pruebas diagnósticas asciende a 1.647.696.