Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La lírica de Valle-Inclán se hace música

La lírica de Valle-Inclán se hace música

La lírica de Valle-Inclán se hace música

Poemas de Valle-Inclán como “Rosa hiperbólica”, “Los pobres de Dios” o el único que se conoce de él en gallego “Cantiga de vellas” (cuyo manuscrito se guarda en la Biblioteca Xeral de Santiago) sonarán a partir de marzo bajo la música y voz de Teo Cardalda. Tras varios años de trabajo, el compositor vigués remata un proyecto que a punto estuvo de dejar pendiente en una carpeta: un libro-disco con nueve poemas musicados del autor arousano, que adelanta en exclusiva para FARO.

“Valle-Inclán, realmente, era un punky de la época”, Teo Cardalda dixit. Y para entender qué hay detrás de tan aparentemente osada frase, el músico gallego y también poeta añade: “Él habla del esperpento y no hemos vivido una época más esperpéntica que la actual. Fue una especie de visionario que hablaba de su mundo, de esos personajes esperpénticos, de miseria y reacciones tan esperpénticas que hoy en día forman parte del mundo que vivimos”.

“Es –opina– curioso. Se supone que ellos vivían en una época más acerada y a flor de piel, pero un tema como “Los pobres de Dios” habla del mundo que vivimos ahora. Estamos viendo continuamente pateras hundiéndose que intentan llegar a la costa; es un momento de grandes mentiras, un momento complicado socialmente. O lo paramos o no sé qué va a pasar. Ese mundo es del que habla Valle-Inclán. Miramos 100 años para atrás y seguimos igual. Por eso, creo que es un buen momento para sacar esto”.

A lo que se refiere Cardalda es al libro-disco “Claves líricas. Nuevo poemas musicalizados de don Ramón María del Valle-Inclán” que comenzará a comercializarse en marzo y con el que planea salir de gira ofreciéndolo en modo de opereta.

En él, ha convertido una selección de poemas (elegidos por su mujer, María Monsonís) del autor arousano para trasladarlos a ritmos como la música clásica, pop, rock o incluso rap.

“No quería hacer nada convencional porque el personaje no lo es”, subraya Teo para, a continuación, explicar que el trabajo es “una opereta como las de antes. Es un disco muy a flor de piel. Se ha grabado en muchos estudios en España, en Reino Unido. He estado años añadiendo cosas”.

Teo Cardalda, en una foto promocional del proyecto en honor a Valle.

Teo Cardalda, en una foto promocional del proyecto en honor a Valle. T.C

Esa ‘traslatio” de la memoria lírica de Valle-Inclán al pentagrama con notas, ha supuesto un viaje interior de Cardalda y también otro al universo físico y familiar del autor de “Divinas palabras” .

Además de los nueve poemas de Valle, Teo añadió al disco una décima canción con letra suya, “un tema homenaje dedicado a él. Se llama ‘El poeta universal’. Esa canción habla de que he trabajado tanto en este proyecto que ya no sé si soy yo o si soy él. Me ha robado la personalidad o yo a él”.

Musicar a Inclán ciñéndose al 100% a cada grafía, espacio y signos originales no ha sido fácil. “Sufrí mucho a la hora de trabajar porque la familia no me permitió cambiar ni una coma (...) Hubo un momento en el que tiré la toalla porque veía que no estaba consiguiendo lo que quería. Después hice visitas con ellos –en referencia a Pancho, un nieto de Valle; y su primo Teo Cardalda Fernández– a Vilanova, Vilaxoán. Me encerré en el estudio y lo acabé”, recuerda.

12

La lírica de Valle-Inclán se hace música

Para él, Valle no ha sido reconocido como poeta aunque “es uno de los grandes poetas españoles, a la altura de Machado, Lorca… Me gustaría que esta obra ayudase a promocionarlo en Galicia, incluso tengo la idea de una pequeña obra infantil con este proyecto”, que pide catarlo con composición teatral para percibir la fuerza de Teo en temas como “Los pobres de Dios”.

Un libro imprescindible para conocer su Ítaca

“Don Ramón de Valle-Inclán es una sombra que canta con la voz de Teo Cardalda”, señala Luis Pastor en el prólogo del libro-disco del autor vigués. No obstante, en el mismo se avisa que no es apto para puristas: “Esta obra ha venido para romper”. Las aportaciones son amplias. Por un lado, plantea un recorrido por las tierras de Valle-Inclán en O Salnés y Barbanza vinculándolas a su vida y obra. También trata del origen del apellido Valle-Inclán aclarando que “no fue una invención del autor” sino que remonta a matrimonios de antecesores del siglo XVIII. En cuanto a los poemas musicados, ofrece una selección de tres poemarios aparecidos entre 1907 y 1920 abajo el título “Claves Líricas. Versos” (1930). En el libro, se intercalan poemas escritos por Teo pero como si fuese el mismísimo Valle quien nos habla; y los de Valle, aportando una breve contexualización de cada uno.

Compartir el artículo

stats