Un varón de 56 años que no presentaba patologías previas ha muerto en Pontevedra a manos del COVID-19. Entre los once fallecimientos que ha notificado el Sergas este lunes se encuentra el de este hombre que había sido ingresado en el Complexo Hospitalario de Pontevedra (CHOP) que había sido diagnosticado con el virus pero que no había padecido enfermedades graves previamente.

Los once decesos conocidos este lunes han elevado a 2.187 los fallecimientos asociados a la pandemia en la comunidad. Febrero es el tercer mes más letal de la pandemia, con 360 óbitos, solo por detrás de enero y de abril. Los correspondientes a este lunes se han producido todos ellos en el Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (CHUAC), dos hombres, de 64 y 85 años, y una mujer de 87. En el día previo, murieron un hombre de 68 años en el CHUAC, una mujer de 86 años en el Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol (CHUF), un hombre de 91 años en el Hospital Lucus Augusti (HULA) y un hombre de 56 años en el Complejo Hospitalario Universitario de Pontevedra (CHOP). El día 20 fallecieron una mujer de 94 años en el CHUF, procedente de la residencia O Casón, de Moeche; una mujer de 89 años en el CHUAC, una mujer de 83 años en el CHUF y una mujer de 89 años en el CHUS. Todas estas personas tenían patologías previas, excepto el varón que finó en el CHOP de Pontevedra.

Los datos conocidos hoy indican que en los últimos dos días no se ha detallado ninguna muerte relacionada con las residencias de la tercera edad o de discapacidad, donde jornada a jornada se reducen los casos gracias a la campaña de vacunación.

Las restricciones en Galicia redujeron los contagiados un 63% pero los casos graves un 25%

A punto de cumplirse un mes de las restricciones más severas impuestas por la Xunta, los datos epidemiológicos arrojan un impacto desigual. Por un lado, los casos activos de COVID-19 se han desplomado un 63%, pero los pacientes graves solo han caído un 25%. El Sergas notificaba el 28 de enero (con datos recogidos el día anterior) un total de 21.613 casos activos; este lunes contabiliza 8.066, esto es 13.547 infectados menos. En cuanto a los hospitalizados, entonces eran 1.279; hoy 729 (-550). En planta había 1.086 ingresados frente a los 583 comunicados esta mañana (-503).

Sin embargo, esta pronunciada caída de la curva de los contagiados y de las hospitalizaciones pierde fuerza en las ucis. Hace casi un mes eran 193 los pacientes graves, mientras que este lunes son 146. Solo 47 menos. Las camas en las unidades de críticos solo han visto reducida su ocupación en un 25%.

Aunque las ucis han visto afianzarse la caída en el número de pacientes en las dos últimas semanas, con 146 enfermos se encuentran a niveles del pasado mes de abril. Entonces, la primera ola del coronavirus sacudía el sistema sanitario, al límite de sus fuerzas, y toda España se encontraba bajo confinamiento domiciliario estricto. Galicia registró su pico de ingresados críticos el 4 de abril con 177 enfermos. Esta terrible cifra se vio ampliamente superada el 8 de febrero, con 254.

Más de 100.000 curados en Galicia

El desglose de datos epidemiológicos de este lunes revela que la comunidad ha superado las cien mil altas. En concreto, desde el pasado mes de marzo se han curado 100.726 personas (759 en las últimas 24 horas). El coronavirus ha afectado en total a 110.951, de las que 2.176 han fallecido.

Con respecto al balance diario, hoy son 8.066 los casos activos (-550), de los que 729 (-6) precisan hospitalización: 583 (+3) en planta y 146 (-9) en UCI.

Los contagios diarios muestran hoy una de sus cifras más bajas en los últimos meses, solo 213. De ellos, 206 se detectaron entre las 7.221 PCR efectuadas en la jornada anterior. El total de test diagnósticos se eleva hasta 1.630.293.

Por áreas sanitarias, A Coruña notifica 2.647 (-222) casos activos; Vigo, 1.261 (-55); Pontevedra, 1.078 (-72); Santiago, 869 (81); Ferrol, 838 (-23); Lugo, 795 (-43); y Ourense, 578 (-54).