Poco a poco, Galicia va dejando atrás la tercera ola de la pandemia del coronavirus, la más dura. La secuencia es la habitual: primero se frenan los contagios, luego bajan los casos activos, después la presión hospitalaria empieza a aflojar y, en último término, las cifras de fallecidos diarios también descienden. La comunidad ha entrado en esa última fase: de los 25 fallecidos por jornada de principios de finales de enero hasta bien entrado febrero, con picos de hasta 35, a bajar de la decena.

Así pues, la cifras no son tan abrumadoras, pero el COVID-19 sigue cobrándose vidas de manera implacable. En su última notificación, el Sergas informa de 10 decesos. Seis ocurrieron ayer, lo que sumado al comunicado anoche sitúa el total provisional de este jueves en siete. Hoy se habría producido los otros cuatro. Los datos son susceptibles de variar, porque a menudo se informa de óbitos con retraso, pero tanto ayer como anteayer se quedan de momento en siete víctimas mortales, cuando las cuatro jornadas anteriores habían sido el doble, 14 cada día.

Un total de 2.164 personas han muerto en Galicia a causa del coronavirus. De ellas, 746 expiraron en lo que de año: 420 en enero y 326 en lo que va de febrero. Cinco de los fallecidos notificados hoy se encontraban en el área sanitaria de Santiago, dos en la de Ferrol y otras dos en la de Vigo y en la de Pontevedra, respectivamente. A diferencia de las últimas dos jornadas, hoy hay que lamentar de nuevo la muerte de dos usuarios de residencias de mayores. Entre los últimos fallecidos hay dos hombres de 53 y 54 años, un rango de edad poco frecuente.

Situación en las ucis

Las ucis afianzan su desescalada, la más difícil de la pandemia en Galicia. Desde que el COVID-19 alcanzara su mayor techo histórico en la comunidad, el pasado 8 de febrero con 254 enfermos, los casos graves han ido descendiendo progresivamente. De forma lenta pero segura. Este viernes, Sanidade notifica 169 casos graves, 85 menos que hace once días. La consolidación de esta caída se ha producido a lo largo de esta semana, en la que las unidades de críticos han contabilizado 55 pacientes menos. El dato de hoy está incluso por debajo del pico de la primera ola, con 177 internados el 4 de abril.

El total de hospitalizados se sitúa en 813, medio centenar menos que ayer. De ellos, 169 (-11) se hallan en UCI y 644 (-39) en planta. Estos indicadores están por debajo de los techos registrados a lo largo de las tres olas en las que ha cursado la pandemia desde el pasado marzo. A pesar del alivio en las ucis, estas continúan bajo gran presión, ya que se encuentran a niveles de ocupación de abril, en pleno confinamiento estricto y con un sistema sanitario fuertemente tensionado.

Los casos activos, por debajo del pico de la segunda ola

Una cifra especialmente relevante que ofrece Sanidade es la caída de los casos activos por debajo del pico de la segunda. Este viernes son 10.040 los pacientes con la infección activa, 868 menos que ayer, y menos que los 10.276 del pasado 7 de noviembre. Por entonces la Xunta decretaba medidas de contención como el cierre perimetral por almendras y el cese de la hostelería en el 60 % de los concellos, que vieron limitada su actividad a lo esencial.

La curva muestra un claro desplome de los casos activos, tanto a nivel gallego como por áreas sanitarias, desde finales de enero y principios de febrero. El distrito de A Coruña y Cee notifica hoy 3.262 infectados (pico: 6.020); Vigo, 1.452 (pico: 3.867); Santiago, 1.150 (pico: 3.445); y Pontevedra, 1.398 (pico: 2.613).

Tres demarcaciones se sitúan hoy por debajo del millar de enfermos: Ferrol, con 993 (pico: 1.858); Lugo, con 942 (pico: 2.155); y Ourense, con 843 (pico: 2.989).

Menos de 400 contagios diarios

La tasa de positividad ha caído notablemente en Galicia hasta situarse en el 5,3% en la última semana, dentro del baremo que establece la OMS para dar por controlada la expansión del coronavirus. Los contagios diarios se mantienen inferiores a los 400 desde el lunes, siendo 352 los detectados en las últimas horas. De las 7.288 pruebas PCR efectuadas, solo 325 han arrojado un positivo.

Galicia supera hoy los 110.000 afectados por el virus desde el pasado marzo (110.031, en concreto). De ellos, 97.855 han superado la enfermedad (+1.214 desde ayer) y otros 2.164 han fallecido.