El Movemento Galego da Saúde Mental iniciará esta semana una serie de movilizaciones para reclamar la vacunación como colectivo prioritario de los pacientes que se encuentran ingresados en los hospitales psiquiátricos gallegos.

La reclamación, recuerdan, se hizo patente después de que hace unas semanas se registrase un importante brote de COVID-19 en el Hospital Psiquiátrico de Conxo, en Santiago, con 43 positivos entre trabajadores y pacientes, y donde, además, fallecieron dos afectados, aseguran.

"Esta situación dejó patente la situación de riesgo que supone para todos y las dificultades para prever focos de contagio en un centro sanitario donde conviven a diario más de 300 personas, compartiendo dormitorios, baños y salas comunes, actividades y proyectos de rehabilitación", destacan desde el Movemento.

El pasado 24 de enero, el Movemento da Saúde Mental elaboró un comunicado insistiendo en la necesidad de la vacunación prioritaria a personal y residentes de los hospitales psiquiátricos "con la mayor premura posible", reclamando que se incluyesen en el grupo I. El 4 de febrero, apuntan, se recibió contestación por parte de la Xunta "declarando la intención de proceder lo antes posible a la vacunación", algo que, afirman, aún no se ha producido.

Para los integrantes del Movemento, "nadie había tenido en cuenta el colectivo de personas ingresadas en unidades de media y larga estancia" en este proceso. "Nadie se había acordado de la existencia de tantas personas que viven en instituciones psiquiátricas, la mayor parte durante años o décadas. No hay mayor discriminación que el olvido de su existencia", añaden.

Por este motivo, el personal del Hospital Psiquiátrico de Conxo está recogiendo firmas para enviar un escrito al presidente de la Xunta, la Ministra de Sanidad y el Defensor del Pueblo para reclamar la vacunación inmediata de este colectivo. Paralelamente, este martes a las 15.30 horas celebrarán un acto simbólico frente al centro hospitalario para visibilizar la situación de este grupo.