La Policía Local de A Coruña irrumpió ayer, sobre las ocho de la tarde, en una concentración de jóvenes en la finca de los Mariño, en el entorno de la playa del Matadero. Según fuentes municipales, había cerca de un centenar de chicos y chicas, la mayoría menores de edad, y parte de ellos participaban en botellones en la cúpula situada en un extremo de la finca y en un área con soportales bajo el paseo marítimo alejada de las zonas de estancia. Hubo 55 identificados en la zona, casi la mitad de las 120 denuncias que cursaron ayer agentes municipales.

Los agentes del 092 se movilizaron en tres patrullas y dos furgonetas policiales que aparcaron sobre la acera para bajar por la rampa hacia los bancos de la finca donde había grupos de jóvenes reunidas. En otra zona más apartada localizaron a chicos bebiendo alcohol. Los policías trataron de identificar a los presentes por incumplir las últimas restricciones sanitarias impuestas por la Xunta para evitar el aumento de contagios por coronavirus, entre las que se incluye la prohibición de reunirse a personas que no son convivientes. Las fuentes municipales indican que algunos jóvenes fueron identificados pero otros escaparon del lugar a la carrera tras advertir la presencia policial.