Cuando el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, recurrió a su tono más grave para anunciar las últimas medidas restrictivas para tratar de contener la pandemia del coronavirus es posible que tuviese una idea del horror que estaba por venir. Galicia ha batido por dos días consecutivos el récord de personas en uci de la primera ola, y las cifras de muertos se han instalado esta semana en magnitudes difíciles de digerir. Si ayer el Sergas comunicó 29 fallecidos, correspondientes a varios días, hoy fueron 30, con la misma metodología. Tras estos reajustes salen datos pavorosos, como que el martes perdieron la vida exactamente tres decenas de personas por COVID-19, solo una menos que el día más mortífero hasta el momento, en abril.

La información aportada hoy confirma a enero, con 312 decesos, como el segundo mes más negro de la pandemia, tras superar a noviembre. No parecía que eso fuese a ocurrir hace un par de semanas, pero la explosión de contagios tras las celebraciones de Navidad se está cobrando una factura desorbitada. En total, desde que comenzó la pandemia, al patógeno se le atribuyen 1.718.

Por área sanitarias, una vez más A Coruña es el área con mayor mortalidad, un total de 10 personas murieron allí, de acuerdo con esta última actualización. Le siguen Ourense con seis y Lugo con cinco, mientras que Santiago se queda con cuatro y Ferrol con tres. Las pontevedresas, en esta ocasión, tienen un comportamiento mejor: en Vigo perdieron la vida dos personas y en Pontevedra ninguna. La víctima más joven era un hombre de 58 años ingresado en el CHUO y la mayor una mujer de 95 años, que vivía en la Vivenda Comunitaria de Vilar de Santos. Sin seis los usuarios de residencias fallecidos.

Ocupación de las uci

La elevadísima ocupación de camas UCI por el COVID-19 ha llevado al Sergas a iniciar los traslados de pacientes críticos entre áreas sanitarias. Y es que en los últimos doce días los pacientes en estado grave prácticamente se han duplicado. Su número se acerca con paso firme hacia los 200, tras notificar este este jueves 193 el Sergas, quince más que la jornada anterior.

En las últimas horas, las áreas de Vigo y Pontevedra han acogido a casos graves procedentes de Ferrol tras saturarse una residencia integrada habilitada en Santiago para cubrir la zona norte de la comunidad. De hecho, se especula sobre la posibilidad de que la demarcación sanitaria viguesa pueda acoger pacientes de Portugal ante la saturación de sus hospitales.

Frente a la creciente presión en las ucis, el resto de unidades de hospitalización han registrado un ligero descenso de pacientes hasta los 1.086 (-7). Sin embargo, esta caída no doblega la curva ascendente en los hospitales, que acogen a un total de 1.279 (+8) infectados con el virus.

Tres áreas destacan por su elevada presión hospitalaria: A Coruña, con 369 ingresados (59 en UCI); Vigo, con 195 (23 en UCI); Ourense, con 191 (con 14 en UCI). En medio de la tabla se hallan Ferrol, con 165 (35 en UCI) y Santiago, con 154, pero el segundo mayor dato en críticos, con 35 pacientes. De ahí el desvío de cinco casos graves procedentes de Ferrol a los hospitales del Chuvi y del CHU.

Por debajo de estas cifras están Pontevedra, con 133 hospitalizados (17 en UCI) y Lugo, con 72 (15 en UCI):

Un récord de altas que frena una curva desbocada

El dato que más llama la atención entre las estadísticas del día es el tibio aumento de los infectados. Sanidade notifica 21.613 casos activos, solo 320 más que el día anterior. Es una cifra baja si tenemos en cuenta que últimamente la curva estaba aumentando en torno a los 700 por día. No es que se hayan producido menos contagios. Estos se mantienen en cotas de lo más elevadas con 1.468 en 24 horas. De ellos, 1.121 se confirmaron a través de las 12.794 PCR efectuadas.

¿Dónde está la clave? En las altas médicas. En apenas 24 horas el Sergas ha prescrito 1.119 curaciones, la cifra más elevada de la pandemia (excluyendo la notificada tras el cambio en los criterios de contabilidad de casos en abril). Este índice es el frena el voraz repunte de los casos activos desde el fin de la Navidad.

Dos áreas consiguen rebajar sus casos activos

Por primera vez en semanas, dos áreas sanitarias notifican menos casos activos que la jornada anterior: Santiago y Ourense. La primera contabiliza 3.271 (-38) y la segunda 2.968 (-12).

En la de Vigo se produce un hecho curioso: su curva solo sube un peldaño, contabiliza únicamente un caso activo más hasta los 3.681.

Todo lo contrario se produce en A Coruña, que sube a 5.855 (+176); Pontevedra a 2.154 (+132); Lugo a 1.978 (+24); y Ferrol a 1.706 (+37).

Los datos globales desde marzo elevan hoy el total de afectados por el virus a 92.646, de los que 69.356 se han curado y otros 1.718 han fallecido.