La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, acusó ayer al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, de “ir por detrás del virus” y por ello le emplazó de nuevo a proponer un confinamiento domiciliario de dos semanas para cortar la cadena de contagios.

Antes de que el máximo mandatario autonómico anunciara las nuevas medidas para hacer frente al COVID-19, Pontón lamentó que Feijóo “está reaccionando tarde” y con decisiones que “no están funcionando para frenar los contagios”.

VOTA | ¿Qué te parecen las últimas restricciones en Galicia para frenar la tercera ola?

  • 528
  • 653
  • 2013

Pontón defendió que la expansión del virus “no es responsabilidad de un sector (la hostelería) que se está usando como cabeza de turco simplemente para hacer que se hace”, “ni tampoco va de debates estériles alrededor del toque de queda”.

“No sé a que esperan Feijóo y Sánchez para adoptar un confinamiento. Y lo que vemos es que uno sigue instalado en la falta de anticipación y echando balones fuera, mientras que el otro parece más pendiente de hacer campaña electoral con su ministro de Sanidad, en referencia a Salvador Illa, que de contener la pandemia”, criticó la líder nacionalista.

Gonzalo Caballero. FdV

Por su parte, el secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, instó al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, a dejar de “estar con los brazos cruzados” frente al avance del coronavirus y proteger a los más débiles frente a los pandemia.

También antes de que Feijóo anunciara las nuevas restricciones, el jefe de filas de los socialistas gallegos exigió al Gobierno gallego “proteger a los mayores que están en las residencias “porque cada día hay contagios masivos” en estos centros, como los últimos registrados en Leiro, Sarria y Tui.

“Cambió el equipo de la Consellería de Política Social pero si tiene que cambiar a la conselleira lo tiene que hacer ya. No podemos seguir viendo cada día que hay residencias con contagios masivos”, incidió.

También reclamó mecanismos de conciliación para las familias con alumnos que no pueden estar por las aulas por estar confinados y ha recordado que, en la actualidad, los contagios en centros educativos superan los 2.000.