Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La factura navideña de la vuelta al cole: los escolares contagiados se triplican

Alumnos de Infantil en un colegio de Ourense en esta pandemia

Alumnos de Infantil en un colegio de Ourense en esta pandemia FDV

Desde el fin de las clases el 22 de diciembre hasta ayer, los positivos entre estudiantes no universitarios se triplican y suponen una de cada seis personas diagnosticadas en Galicia

La contención de los casos activos de COVID-19 en Galicia que se registraba justo en el inicio de las vacaciones de Navidad ha quedado en un pasado que parece muy lejano. Desde que finalizaron las clases el 22 de diciembre hasta ayer, se triplicaron los casos entre los escolares no universitarios (escuelas infantiles, Educación Infantil, Primaria y Secundaria de centros públicos y privados) de la comunidad.

En concreto, en un mes, los escolares positivos subieron un 210% al pasar de 846 en el día del sorteo de Navidad a los 2.628 de ayer, según los datos facilitados por el Servicio Galego de Saúde (Sergas).

Para entender la presión que están sufriendo las guarderías, colegios e institutos gallegos hay que prestar atención a la siguiente proporción: uno de cada seis pacientes positivos de COVID-19 en Galicia es un alumno de estos centros no universitarios.

Actuación “irresponsable”

María Álvarez, coordinadora de la Plataforma HEPA nas aulas de Galicia, señala que este incremento “era algo que cabía esperar, porque los ratios de alumnos no se cumplen, las distancias de seguridad en los centros no se cumplen, no se reforzó el profesorado y no se han desdoblado las clases”. Por ello, reclama el colectivo que la Xunta autorice la instalación de purificadores de aire con filtro HEPA en los centros que lo soliciten, para poder renovar el aire cuando las clases no estén siendo ventiladas.

Desde la Federación de ANPA de Galicia, Fernando Lacaci, reconoce que están “muy preocupados” por el crecimiento de los casos. “Nosotros lo valoramos como el resultado de las vacaciones navideñas. Creemos, con la información que tenemos, que los casos que empezaron a subir en los centros escolares, provenían de fuera y que se generaron en la época vacacional previa. El gran amplificador estuvo en el exterior (de los centros) por el comportamiento social absolutamente irresponsable y la actuación de las autoridades, que entendemos, a toro pasado, que no fue inteligente”.

Al regreso de las vacaciones de Navidad y Reyes, el boletín del 9 de enero del Servicio Galego de Saúde (Sergas) indicaba que los casos vinculados a escuelas infantiles y centros educativos no universitarios en Galicia ascendían a 1.033 frente a los 2.628 de ayer, lo que supone un incremento del 154 por ciento en solo catorce días.

Lacaci reconoce que “resulta muy difícil saber cuáles son las decisiones correctas que se deben tomar y no queremos hacer leña de los errores. Sin embargo, hace un año que empezó esto y creemos que hacen falta equipos con más rigor en la toma de decisiones. Este incremento de casos es bastante preocupante para las familias y estudiantes, que están soportando una sobrecarga emocional enorme”.

En países europeos como Alemania o Portugal, las clases presenciales se encuentran suspendidas. Desde el European Centre for Disease Prevention and Control (ECDC), en su traducción al español Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades, confirman que la incidencia del COVID-19 en los centros de enseñanza viene afectado por “los niveles de transmisión comunitaria” del coronavirus.

¿Cierre de aulas inminente?

Es más, el organismo europeo avisa también de que el incremento de la circulación de la variante británica “puede llevar a la necesidad de cierres escolares reactivos, bien como respuesta a brotes específicos, o bien para aliviar la presión en la transmisión comunitaria y el sistema sanitario”.

Lacaci señala que “si hay que cerar aulas será por una cuestión sanitaria, pero será otro desastre porque no se ha trabajado para una enseñanza digital, solo se comprobó que funcionaban las plataformas o programas pero eso no es enseñanza digital”.

LOS DATOS

  • 154%

    Aumento en 14 días
    Desde que se retomaron las clases el 8 de enero hasta ayer viernes, el número de casos vinculados a escuelas infantiles y centros educativos en Galicia aumentó un 154% al pasar de 1.033 a 2.628.

  • 114

    Aulas cerradas
    La jornada escolar se cerró ayer en Galicia con 114 aulas cerradas y seis centros. En la jornada del 23 de diciembre, el Sergas informaba de que había 53 clases y 3 centros no abiertos.

Una de cada ocho personas hospitalizadas por el virus en Galicia se encuentra en unidades de cuidados intensivos

Lo decía el físico Jorge Mira días atrás, la evolución de la pandemia en Galicia es como un camión pesado que se mueve a gran velocidad que, aunque su conductor quiera frenarlo, no puede. Se evidencia en la presión hospitalario. Ayer, de los 17.125 casos positivos, un total de 795 personas estaban hospitalizadas. Una de cada ocho ingresados en unidades de hospitalización (137 en total) se encontraba en las ucis.

Esto supone que hay 51 personas más hospitalizadas y dos más en las ucis. Además, los casos activos globales de COVID-19 en la comunidad gallega volvieron a subir al ascender a 17.125.

Esta cifra supone un incremento mensual del 207% respecto a los 5.565 positivos contabilizados el 23 de diciembre, según los datos de la Consellería de Sanidade. 

Ayer mismo, la Xunta intervenía la residencia de mayores Quercus del ayuntamiento ourensano de Leiro. Con esta medida, busca garantizar la calidad asistencial y correcta protección de usuarios y trabajadores ya que el centro contabiliza 68 positivos de residentes y 15 de empleados.

En la jornada de ayer, fallecieron 15 personas que habían sido diagnosticadas por el coronavirus. De estas tres murieron en el CHUVI. Se trató de un hombre de 64 años; otro de 95 procedente de la residencia Paz y Bien de Tui; y una mujer que provenía de la residencia Las Angélicas de la ciudad olívica.

En cuanto al proceso de vacunación, Galicia llegó ayer al 95% de dosis administradas de la vacuna anti-COVID, aumentando un 5% en día.

La cifra sigue lejos de la media de España con un porcentaje de administración del 86,6% de las dosis.

De todas las comunidades, la que ha apurado más ha sido Canarias, que ayer anotaba el 99 por ciento.

Compartir el artículo

stats