El expresidente de la Generalitat de Cataluña Jordi Pujol así como su mujer, Marta Ferrusola, se encuentran confinados tras haber dado positivo en COVID-19.

Fuentes cercanas a ambos han explicado a la agencia de noticias Europa Press que se encuentran “bien” pese al contagio de coronavirus.

Pujol, que cumplió 90 años de edad el pasado mes de junio de 2020, estuvo al frente de de la Generalitat durante 23 años.

Este gobierno ha quedado cuestionado tras la confesión que realizó Pujol el 25 de julio de 2014 . Entonces, declaró que tuvo dinero en Andorra sin declarar procedente de una herencia de su padre.

En relación a Ferrusola, que tiene 85 años de edad, esta mujer recibió en octubre pasado el alta tras permanecer ingresada desde el 1 de agosto en el Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, donde ingresó en estado grave después de una caída en su casa en Queralbs (Girona).

Actualmente, permanece en el Parc Sanitari Pere Virgili, una empresa pública de la Generalitat, adscrita al Servei Català de la Salut, que gestiona servicios de atención intermedia y atención primaria en la ciudad condal.