“La noche más gélida en todo el país al menos en 20 años, desde la ola de frío de 2001”, confirmaba ayer la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) sobre la madrugada del martes y como botón de muestra: ocho capitales de provincia con temperaturas de -10ºC y veinticinco localidades del país con menos de catorce grados bajo cero.

La temperatura más baja se apuntó ayer a las nueve de la mañana en la localidad turolense de Bello, donde los termómetros han caído a unos glaciares -25.4ºC, seguida de Molina de Aragón (Guadalajara), con -25.2ºC, y de Santa Eulalia del Campo (Teruel), con -23ºC. Hasta ocho capitales de provincia han registrado temperaturas por debajo de -10ºC, con Teruel nada menos que a -21ºC.

El regidor de Molina de Aragón, Francisco Javier Montes, afirmaba ayer no recordar algo así en sus 43 años de vida: “Se congelan pestañas y cejas con el vaho que sube de la mascarilla y la sensación es como si te estuvieran echando agua constantemente en los ojos”.

A pesar de que la borrasca Filomena se encuentra ya alejada de la península, una situación anticiclónica favorece el cielo despejado y viento en calma que produce un descenso de las temperaturas, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Esta situación provocará que la nieve que Filomena ha dejado en el suelo en varias localidades del centro peninsular tarde varios día en derretirse ante las temperaturas extremadamente bajas que podrán continuar al menos hasta el jueves.

¿Y qué pasa en Galicia? Las temperaturas no se han desplomado tanto, pero el ayuntamiento de Calvos de Randín, en la provincia de Ourense, registró la temperatura mínima más baja de toda Galicia, con 11,2 grados bajo cero. Este municipio es uno de los ayuntamientos afectados por la intensa bajada de las temperaturas de los últimos días, por la que la Dirección Xeral de Emerxencias e Interior de la Xunta activó la alerta naranja en el sur de la provincia ourensana, donde se esperaban mínimas por debajo de los 8 grados bajo cero.

Ña Xunta activó la alerta amarilla por frío, con temperaturas de hasta 2 grados bajo cero, en el suroeste de la provincia de A Coruña, en la zona del Miño de Ourense y de Pontevedra, así como en el interior pontevedrés.

Durante la jornada de hoy, Galicia continuará bajo la influencia de las altas presiones, que mantendrán la situación de estabilidad de los últimos días con cielos poco nublados o despejados. Además, los vientos soplarán flojos de componente sur. En cuanto a las temperaturas, las mínimas apenas experimentarán cambios, si bien las máximas sí tendrán un ligero ascenso. Por ciudades, se espera que Lugo vuelva a marcar el valor más bajo, con 4 grados bajo cero, mientras que las más altas se situarán en A Coruña, Vigo, Ourense y Pontevedra, con 14 grados.

Cinco víctimas mortales

Ya son cinco las víctimas mortales consecuencia directa de Filomena (dos en Málaga, dos en Barcelona y una en Zarzalejo, en Madrid). Los dos últimos fallecidos son dos hombres sin hogar en la capital catalana. La autopsia deberá dirimir si han fallecido a causa de hipotermia y si, en consecuencia, son dos víctimas del episodio de frío y lluvia que ha agravado dramáticamente las condiciones de vida de los sintecho. Los dos tenían 38 y 32 años, respectivamente, y pernoctaban al raso. El más joven ha sido hallado en el parque de la Ciutadella. El mayor, en la plaza de Poeta Boscà, junto al mercado de la Barceloneta. Ninguno de los cadáveres presentaba indicios de violencia, según fuentes policiales. El sintecho fallecido en la Ciutadella no estaba solo. Los agentes que han recibido el aviso han descubierto al llegar que junto al cadáver había un segundo sintecho. Este acompañante presentaba síntomas compatibles con una hipotermia, un descenso severo de la temperatura corporal que puede causar la muerte. Cuando el organismo pierde los 36 grados habituales, el aparato cardiovascular y los sistemas respiratorio y neurológico pueden comenzar a fallar y terminar provocando un fallo generalizado. Los trabajadores del mercado de la Barceloneta hallaron otro sintecho fallecido. Era una persona sin hogar que frecuentaba el vecindario. Según Lourdes López, de la plataforma Defensem la Barceloneta, era un hombre callado, de origen extranjero, que pasaba las noches junto al acceso del aparcamiento y el día apostado junto al estanco de la calle de Andrea Dòria, pidiendo limosna. Lo veían de forma asidua desde hacía unos cuatro años. “Los trabajadores, como cada día, han ido a despertarlo para pedirle que se retirara para facilitar el paso de la gente. Pero ya no se movía”, relata López.

El Gobierno evalúa daños de Filomena para decidir si declara zona catastrófica

El Gobierno ha comenzado a evaluar los daños causados por el temporal de nieve Filomena para decidir si procede a la declaración de zona catastrófica de los municipios afectados, una solicitud que sólo ha hecho Colmenar Viejo pero que estudian hacer otros municipios de Madrid y Castilla-La Mancha. Aunque hace dos días, cuando el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, planteó la posibilidad de solicitar que se declarase a la región como zona afectada por emergencia, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, descartó esa opción, después aseguró que se concretarían posibles ayudas cuando concluyeran las actuaciones de emergencia y se evaluaran los daños. Unos trabajos de evaluación y valoración que han empezado ya, según avanzó tras el Consejo de Ministros. Remarcó que el Gobierno no procederá a repartir las ayudas a los afectados hasta que no concluya el temporal, marcado ahora por el intenso frío, y pueda conocer el impacto que la emergencia ha provocado en el país. Los partidos que sustentan el gobierno de la Comunidad de Madrid se han mostrado partidarios de la declaración de zona catastrófica. El líder del PP, Pablo Casado, ha apoyado a los municipios que se están planteando solicitar esta declaración. En la misma línea, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha mostrado también su “apoyo absoluto” a los ayuntamientos que decidan pedir la declaración de zona catastrófica, “independientemente del signo político” que tengan.