Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

FEDERICO MARTINÓN TORRES | Pediatra e investigador colaborador de la OMS

“No venceremos la pandemia hasta que el último que deba vacunarse reciba la dosis”

“No hay datos objetivos para preocuparse de las nuevas mutaciones del virus, pero si ocurre tendrá repercusión global, por eso tenemos que luchar juntos contra el COVID”

Federico Martinón en 
un congreso en Santiago. 
  | // XOAN ÁLVAREZ

Federico Martinón en un congreso en Santiago. | // XOAN ÁLVAREZ

“Que hayamos empezado a vacunar es una enorme noticia, es el punto de inflexión, pero no venceremos esta pandemia hasta que el último que deba vacunarse reciba esta vacuna”. Federico Martinón Torres, jefe del servicio de Pediatría del área de Santiago, colaborador de la Organización Mundial de la Salud y uno de los mayores especialistas en vacunas del país, tiene claro que solo la vacunación masiva permitirá poner fin a la pandemia del COVID-19. La aprobación por parte de la Agencia Europea del Medicamento de la vacuna de Moderna, la segunda tras la de Pfizer-BioNtech en Europa, es una muy buena noticia ya que permitirá agilizar la vacunación.

La Comisión Europea autoriza vacuna del laboratorio Moderna Vídeo: Agencia ATLAS | Foto: EP

– ¿Existe urgencia en la autorización de nuevas vacunas ante la lentitud de la campaña de vacunación del fármaco de Pfizer?

–No es urgencia. Se autorizarán cuando cumplan los requisitos. Pero el deseo está ahí. Desde el principio se estimó la necesidad de distintos candidatos vacunacionales, porque algunos tal vez no llegarían la meta, y porque cuantos más promotores vacunales más probabilidades hay de distribuir y atender la demanda del mercado. Además, el precio se flexibilizará si hay múltiples fabricantes con múltiples estrategias. A corto plazo también se aprobará la vacuna de la Universidad de Oxford. Utilizar vacunas con diferentes mecanismos y grados de funcionamiento permitirá adaptar la utilización de cada vacuna según cada circunstancia. Algunos viales funcionarán mejor en determinado subgrupos de personas, y tendrán ventajas o desventajas en determinados grupos de riesgo.

“El precio de la vacuna se flexibilizará si hay múltiples fabricantes”

decoration

–Ante la falta de dosis de la primera vacuna autorizada en Europa, algunos países barajan retrasar la segunda dosis para vacunar a más personas.

–Es una estrategia de salud pública: Si pongo la primera dosis a más gente, aún a riesgo de retrasar la segunda, cubro parcialmente más población de forma inmediata. En el caso de Pfizer sabemos que la protección entre la primera y segunda dosis es muy buena casi del 95%, pero no sabemos que pasa a los 21 días si no se recibe la segunda dosis. Es una decisión de riesgo que en algunos países como Reino Unido han tomado priorizando la salud pública sobre la salud individual. Es complejo, faltan datos, pero es una situación de emergencia en la que cada país toma las decisiones estratégicas que considera. Los datos que aporte Reino Unido serán muy importantes para el resto del mundo. En la vacuna de AstraZeneca y Oxford tienen información con otras pautas diferentes, con intervalos más largos e incluso diferentes cantidades de dosis. Por eso permite algo más de flexibilización. Aunque no tenemos esa información de forma pública, la Agencia Británica permitió la vacunación en base a esos datos.

–La Agencia Europea del Medicamento desaconseja retrasar la segunda dosis.

– Ni la farmacéutica Pfizer ni la Agencia Europea del Medicamento recomiendan prolongar los 21 días entre ambas dosis, pero las autoridades de salud pública de los países tienen libertad para tomar esas decisiones a pesar de que la ficha técnica no incluya esas especificaciones. Es una decisión compleja y desde el punto de vista científico tiene su lógica, aunque supone evidentemente asumir una serie de riesgos que exigen una vigilancia estricta y, en caso de escape, tener capacidad para reaccionar ante quienes tienen una sola dosis y administrar de forma inmediata la segunda.

–Habla de vigilancia en los casos de escape. ¿Preocupan las mutaciones detectadas en el virus?

–De momento hay más ruido que nueces, porque no hay datos objetivos para preocuparse o para creer que esas variantes tengan ventajas diferenciales, pero si se producen da igual donde ocurra porque tendrán repercusión global. Está claro que esta pandemia es un reto no solo a disponer de vacunas sino al abordaje global, a la solidaridad entre los diferentes países. O trabajamos en la misma dirección y resolvemos juntos esta pandemia o solo iremos poniendo parches y soluciones parciales.

“Con el vial de Pfizer se falló al no incluirlo en la plataforma Covax, pero se solucionó”

decoration

–Algunos científicos advierten de que se está vacunando en los países ricos, pero no en los pobres y eso es un error.

– Necesitamos vacunar masivamente y de forma simultánea a todo el mundo para lograr el control de la pandemia, y para ello tienen que llegar vacunas a todos los países. Vamos a ser positivos. Se han puesto alrededor de 18 millones de dosis en el mundo. En nuestro medio se han licenciado las vacunas de Pfizer y ahora la de Moderna, pero en otros sitios se utiliza la vacuna rusa, China tiene también otras dos vacunas sometidas a otras agencias regulatorias que no son la Europea pero no quiere decir que no puedan ser buenas. Apenas hay incidencias o efectos secundarios, pero aunque son muchas dosis , en realidad son muy pocas respecto a las necesidades globales.

–La vacuna de Pfizer no estaba en el convenio COVAX. ¿Garantiza la OMS la distribución de vacunas a todo el mundo?

– La OMS creo que actúa correctamente. Con esta primera vacuna se falló en el sentido de que no estaba acogida al programa público-privado COVAX –que defiende el acceso equitativo mundial a las vacunas participado también por Bill y Belinda Gates–. Pero se negoció con la farmacéutica y fue incluido. El problema radica en que los países menos desarrollados carecen de capacidad para superar las barreras logísticas de la ultracongelación que precisa.

“En Galicia estamos preparados para una vacunación masiva, pero no hay tantas dosis como nos gustaría”

decoration

–Escasez de dosis por falta de producción, problemas logísticos, falta de personal... ¿A_qué obedece la lentitud de la primera campaña de vacunación en Europa?

–Dependiendo del contexto puede ser una combinación de varios factores. En Galicia, que es el que mejor conozco, no se ponen más vacunas porque no llegan más dosis. Estamos preparados para una vacunación masiva, pero no hay tantas dosis como nos gustaría. No tenemos problemas logísticos ni de distribución dentro de la Comunidad porque se tomaron las medidas adecuadas. Pero han llegado pocas dosis y se acaban pronto. Disponer de más cantidad es algo que depende del Gobierno central.

–Un_tercio de las dosis recibidas se mantienen como reserva para garantizar una segunda dosis.

–Efectivamente, los viales que no se han administrado es por precaución, para asegurar un remanente para la segunda dosis. Esto se está replanteando actualmente ya que parece que el suministro continuo de Pfizer se va a garantizar, aunque no en las dosis previstas inicialmente, y ya no harían falta reservas.

–¿Estamos preparados para la vacunación masiva en los centros de Atención Primaria?

–Tenemos profesionales más que capacitados y bien formados en la red habitual de Atención Primaria para una vacunación masiva. No veo ninguna excusa para que no sea así. Tienen experiencia y están bien formados, además han recibido cursos específicos sobre las peculiaridades de la vacuna de Pfizer, lo se porque yo mismo he impartido algunos. ¡Ojalá el problema sea que no demos abasto en los centros de salud porque tengamos más dosis que nuestra capacidad de administrarlas! No debería ser así, porque los centros de Atención_Primaria están preparados para hacerlo. Si esas vías se ven superadas habrá que timar medidas especiales, pero en el caso de Galicia ya se contemplan diferentes escenarios y deberíamos ser capaces de hacerlo sin problemas.

Compartir el artículo

stats