El paso de la borrasca Bella por Galicia este lunes está dejando vientos de más de 130 km/h y más de 24 litros acumulados por metro cuadrado. En concreto, en A Veiga (Ourense) se han sentido rachas de 133,3 km/h esta madrugada, mientras que Guitiriz (Lugo) es la localidad más golpeada por la lluvia (24,1 l/m2).

La borrasca seguirá aportando inestabilidad durante toda la jornada, en la que habrá intervalos nubosos, con chubascos localmente tormentosos y ocasionalmente acompañados de granizo, mientras que los vientos soplarán de componente oeste, moderados en el interior, fuertes en el litoral y zonas altas, según la predicción de MeteoGalicia.

La cota de nieve se situará en los 800 metros, ascendiendo ligeramente en las horas centrales del día, con alerta amarilla por acumulación de más de 5 centímetros en 24 horas en la montaña de Lugo y de Ourense.

Las temperaturas mínimas tendrán un ligero ascenso, mientras que as máximas sufrirán un ligero descenso.

Alerta roja

En el mar sigue activada la alerta roja en la costa de A Coruña y A Mariña lucense por olas de entre ocho y diez metros, mientras que en las Rías Baixas la alerta es naranja, con olas de entre 5 y 6 metros.

Así, al abrigo de las islas Cíes, en la ría de Vigo, se encuentran fondeados casi una decena de buques que se encontraban en tránsito, con destino a puertos del norte de Europa. Entre ellos hay varios cargueros, un portacontenedores y dos barcos de transporte de productos químicos y combustible.

También en la ría de Pontevedra, al este del archipiélago de Ons, han buscado refugio cuatro cargueros con banderas de diferentes países; y, al este de Fisterra, también han fondeado cinco buques cargueros para abrigarse del temporal.

Por otra parte, en el ría de Ares ha buscado refugio otro barco, mientras que varios buques más, que tenían como destino los puertos de A Coruña y Ferrol, están también fondeados al abrigo de esta bahía a la espera de poder atracar en las terminales a donde se dirigían.

Sin incidencias en tierra

Por otra parte, tanto el 112 Galicia como las Policías Locales de las principales ciudades han confirmado que, en tierra, la borrasca no ha dejado incidentes reseñables en las últimas horas.

Así, el viento y la lluvia han provocado caídas de árboles y ramas, o desplazamiento de contenedores, pero no se han registrado accidentes graves ni inundaciones de importancia. No obstante, la acumulación de nieve sí condiciona la circulación en varias carreteras de la provincia de Lugo.