Las primeras dosis de la vacuna de Pfizer contra el COVID-19 llegarán a Galicia el domingo, según avanzó ayer el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. Serán solo 500 y permitirán inmunizar a 250 mayores. Los primeros en estrenar la vacunación serán los usuarios y trabajadores de la residencia Porta do Camiño de Santiago. Se ha decidido empezar por esta área sanitaria por ser la zona que registra una mayor incidencia de casos de coronavirus. El lunes llegarán 18.000 nuevas dosis, aunque no podrán emplearse hasta la jornada del martes debido a los plazos que precisa la vacuna para descongelarse antes de suministrarla. Con estos fármacos se iniciará la inmunización de los 37.000 ancianos de los centros de mayores y de sus cuidadores.

Las comunidades autónomas recibirán lotes semanales de vacunas cada lunes, pero la primera remesa, aunque simbólica, llegará ya el domingo, tal y como avanzó Feijóo. Ese mismo día se iniciará la vacunación, que se interrumpirá únicamente el lunes, y continuará a partir del martes. Un equipo de 200 profesionales de enfermería coordinarán a otros 2.000 enfermeros para poner las inyecciones Para completar la inmunización cada gallego deberá recibir dos dosis. Por eso, de las primeras 500 vacunas hay que reservar la mitad y solo se administrarán a 250 mayores.

Cuando lleguen más vacunas, previsiblemente el lunes, se desplegará la inmunización al resto de áreas sanitarias, empezando por las residencias de la tercera edad, después se vacunará al personal sanitario que trabaja en plantas de COVID y se extenderá al resto de profesionales de urgencias, UCI y centros de salud.

Feijóo, ayer, tras el Consello de la Xunta. XOÁN ÁLVAREZ

Feijóo, en todo caso, se mostró crítico con el "baile de cifras" del Ministerio de Sanidad respecto a las vacunas que corresponden a cada comunidad. Así lamentó que cada vez que habla con el Gobierno se reducen las dosis que tocan a Galicia. Por eso, el presidente de la Xunta exigió “transparencia y rigor” para determinar los criterios de reparto entre las comunidades. “No pueden ser políticos, ni territoriales ni criterios de socios parlamentarios”, advirtió.

La distribución de las vacunas, en su opinión, debe ser proporcional a la población vulnerable de cada autonomía. “En Galicia hay 750.000 personas mayores de 65 años y para eso necesitamos un millón y medio de dosis”, reclamó.

A favor sobre el registro de vacunación

El Ministerio de Sanidad llevará un registro de todas las personas que se vacunen frente al COVID. La Junta de Andalucía, sin embargo, va más allá y estudia emitir una especie de certificado o carné de vacunación, de manera que si alguien no está inmunizado no se le permitirá el acceso a eventos de gran afluencia de gente como conciertos o partidos de fútbol.

Feijóo está de acuerdo con que haya un registro de vacunación y aseguró que le parece “bien” la propuesta de la Junta de Andalucía. “Esas personas vacunadas tendrán una garantía superior de acudir a determinados eventos masivos en los que hay aglomeraciones porque acreditarán que están inmunizadas”, señaló. En todo caso, preguntado sobre si ese debería ser un requisito obligatorio para acceder a determinados actos, el titular de la Xunta aclaró que le gustaría que “el sistema y el procedimiento” fuese consensuado en el Consejo Interterritorial de Salud. “En toda España debería haber el mismo modelo, la misma sistemática, la misma metodología y el mismo contenido”, explicó.

Tras la reunión semanal del Consello de la Xunta, el presidente gallego insistió en pedir responsabilidad a los gallegos durante la celebración de las fiestas. “El virus no va a coger vacaciones”, alertó.

España recibirá 350.000 dosis cada semana

España recibirá “en las próximas doce semanas” hasta 4,5 millones de dosis de la vacuna de Pfizer y BioNTech, que van a permitir inmunizar a un total de 2,2 millones de personas. Se requieren dos pinchazos, con 21 días de separación.

Tras el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), el ministro de Sanidad, Salvador Illa, aseguró que las entregas por parte del Gobierno a las comunidades autónomas serán “semanales” y a “principios de semana” con una cantidad de 350.000 dosis.

Illa defendió que las entregas serán “equitativas” en todas las comunidades autónomas “en relación a los grupos de riesgo” que se van a vacunar en primer término, es decir, el personal y residentes de centros de mayores y de grandes dependientes. “El Gobierno garantiza el acceso equitativo a todos los ciudadanos españoles”, remarcó.

Illa: "Nadie descarta endurecer medidas" Agencia ATLAS / EP

Illa también adelantó que la primera entrega se realizará este sábado, de forma anticipada, y llegará a Guadalajara, desde donde “se va a distribuir al resto de provincias para que el domingo, a primera hora de la mañana, esté disponible en toda España”.

Te puede interesar:

Al recibir la primera entrega, la primera vacunación en España se producirá en esta provincia castellanomanchega, pero solo unos minutos antes que en el resto de comunidades. Será el pinchazo simbólico que de el pistoletazo de salida a la ansiada vacunación. “Las otras entregas se harán en puntos regulares designados por cada comunidad”, indicó, aunque no ha concretado el número de dosis que se inyectarán este domingo.

¿Por qué Guadalajara? Porque allí Pfizer tiene un almacén, y es la compañía la que realiza las entregas.Y la primera entrega se ha centralizado desde este punto logístico.