Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lalín pellizca al Gordo

Su Administración Número 2 reparte más de 400.000 euros en terminaciones

La Administración Número 2 de Lalín repartió más de 400.000 euros en premios. | // BERNABÉ/ANA AGRA

En Silleda se obtuvieron al menos 200.000 euros. | // BERNABÉ/ANA AGRA

Manuel Fernández Buján era, en la tarde de ayer, un hombre feliz. Este lotero de Lalín –Administración Número 2, en la Praza da Marina– es tremendamente afable, como si el hecho de vender ilusión a lo largo de su vida le hubiese esculpido el carácter. “Pon ahí: muy contentos. Con mayúsculas”, comenta al terminar el primer recuento de los premios repartidos desde este establecimiento de la capital dezana en el Sorteo Extraordinario de Navidad. Aunque Lalín no pudo brindar por el Gordo como hubiese querido, sí tuvo ocasión de darle un suculento pellizco. El propio Manuel reconocía que desde esta administración se repartieron más de 400.000 euros.

No solo el primer premio de este sorteo pulverizó su alegría por el casco urbano lalinense y zonas próximas, sino que otras combinaciones numéricas repartieron felicidad, incluso por encima del deseado Gordo. El gusto –o superstición, llámenlo como quieran– por los números impares y, en especial, por el 7 se convirtió en un buen amuleto para el sorteo celebrado en la mañana de ayer.

El 55.697 dejó en Lalín 72.000 euros. En la administración conocida como París se vendieron 600 décimos de este número que, al coincidir con las dos últimas cifras del primer premio, aporta 120 euros a quien tenga un boleto en su cartera. Además, esta administración vendió íntegramente el 47.285. Ello supone que distribuyó 1.720 décimos por la zona, cada uno de ellos con 100 euros de premio. La combinación brinda, por tanto, la oportunidad de repartir entre los vecinos 172.000 euros.

Del 75.986 se vendieron 600 décimos. A quienes lo hayan comprado le tocarán 100 euros, con un total de 60.000 repartidos. Del 41.278 se compraron en esta administración 150 décimos, al igual que del 01994. De este modo, cada una de estas dos combinaciones –con 100 euros por décimo– deja 15.000 euros en Lalín.

Otros números con estrella de entre los vendidos en la capital dezana son el 72.828 y el 60.995. A todo lo que aportan hay que sumar todas las terminaciones en 7 (tienen el reintegro).

“Es una gran alegría. Esto se repartió todo alrededor. No esperábamos tanto pero ayudó que la gente viniese a comprar. Hubo muchas colas estos días”, explica Manuel Fernández. Indica el lotero que todos estos pagos se realizarán por ventanilla. Esta Redacción intentó contactar sin éxito con la administración Número 1 de Lalín.

En Silleda también se repartió alegría en el que bien podría considerarse el día mundial de la salud, este año especialmente, siendo el bienestar el principal consuelo –con la que está cayendo– de quien no pudo arañar ni un reintegro en este sorteo navideño. Los primeros cálculos de Gustavo Pousa apuntaban en la tarde de ayer a que se pudieron repartir en Trasdeza cerca de 200.000 euros gracias a los premios derivados –en este caso con las terminaciones del primero y el tercero–, si bien todavía se espera a lo que puedan traer las pedreas.

“No nos podemos quejar”, apunta este lotero, que señala las particularidades del sorteo este año, con muchos décimos premiados devueltos porque la venta fue más difícil, dada la situación sanitaria y el hecho de que muchos establecimientos hosteleros tuviesen sus puertas cerradas y no pudiesen ayudar a despachar ilusión. “No es mucho dinero pero da para seguir”, apunta Gustavo Pousa, que ya a las cuatro de la tarde recibía a los primeros vecinos deseosos de cobrar sus premios. El pago tardó un poco más en estar operativo pero a tiempo suficiente para que muchos dediquen parte del premio a comprar el turrón y a invertir en la lotería del Niño.

En A Estrada, desde la Administración Número 1 se apuntó que todavía es tiempo de recuento. Aunque no se pudo precisar qué cantidad podría haberse repartido, sí se apuntó que el Gordo fue esquivo pero que hay pedreas y terminaciones. No obstante, Ángeles Bahamode explicó que las cantidades no se conocerán “hasta que contabilicen los premios”.

En Vila de Cruces, O Café de Ramón aguardará hoy a saber con exactitud si ha repartido pedreas y terminaciones de los números premiados. Responsables del local indican que hasta ayer a las 18.00 horas la máquina no estaba preparada para comprobar si había décimos premiados vendidos entre la clientela. Además, en caso de tener gratificaciones, no comienzan a pagarse hasta hoy miércoles. A modo de curiosidad, O Café de Ramón juega todos los años, y desde hace ya 30, el mismo número, el 24516. Pero en estas tres décadas no ha resultado agraciado nunca. Eso sí, suele tener tirón cada Navidad entre los clientes del local y los vecinos del municipio. En líneas generales, ha vendido el mismo volumen de lotería de Navidad que en otros ejercicios.

Compartir el artículo

stats