En su reunión de este martes, el comité clínico de la Consellería de Sanidade que lleva a cabo el seguimiento de la evolución del COVID en Galicia ha acordado que los concellos de Baiona, Bueu y Ribeira pasen al nivel máximo de restricciones, mientras que Santa Comba, Mazaricos, Negreira, Carnota, Rodeiro, A Illa y Fisterra pasan al nivel medio-alto.

Además, el comité ha decidido que Santiago, que se encontraba en el nivel básico, sin limitación a la movilidad, pase al medio, por lo que queda cerrado perimetralmente.

Tras analizar la evolución epidemiológica, en una jornada en la que han vuelto a subir los casos activos y se ha comuniado la muerte de cuatro pesonas por coronavirus, el comité clínico también acordó implementar una vigilancia especial en Verín, O Barco, Cedeira y San Sadurniño.

Por su parte, las medidas se han suavizado en los concellos de Barro, Coristanco, Cee, Laxe, Carballo y Ponteceso, que pasarán al nivel básico de restricciones, por lo que tendrán libertad de movimiento.

Todos estos cambios entrarán en vigor la noche del miércoles al jueves. Mañana a las 11.30, el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, anunciará el Plan de Nadal que regirá en Galicia durante estas fiestas.