La farmacéutica estadounidense Moderna afirma que la vacuna que ha desarrollado contra el COVID-19 tiene el potencial de otorgar inmunidad prolongada, y que espera tener listas 20 millones de dosis para su distribución en Estados Unidos este año. La compañía concretó que según los estudios del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE UU, los participantes de las primeras fases de los ensayos clínicos de la vacuna, incluidas personas mayores, retuvieron “altos niveles de los anticuerpos neutralizantes” durante tres meses después de la primera vacuna, y dos meses después de la segunda. El estudio señala que la vacuna tiene “el potencial de proporcionar duradera” inmunidad ante el coronavirus, sin efectos secundarios importantes”.