Los días cálidos y secos que han marcado este otoño han dado paso de manera brusca a la entrada de una masa de aire frío polar marítimo. Los primeros efectos de este cambio de patrón meteorológico empezaron a notarse ya ayer, con las primeras lluvias y una bajada de las temperaturas. Pero hoy la borrasca ártica desplomará todavía más el mercurio en toda la comunidad, entre uno y 5 grados menos en apenas 24 horas, las zonas de montaña estarán en alerta amarilla por acumulación de más de 5 centímetros de nieve y todo el litoral tendrá activado el nivel naranja por olas de hasta ocho metros, según las previsiones de MeteoGalicia. Será una jornada de lluvias puntualmente fuertes, que estarán acompañadas de granizo y también tormentas. La cota de nieve caerá hasta los 500 metros y las temperaturas sufrirán un descenso, más acusado en la diurnas, con heladas y una sensación térmica de mayor frío debido al viento fuerte del noroeste.

Con este panorama meteorológico, tocará poner la calefacción más alta durante el puente y para los paseos y los reencuentros con amigos y familiares tras la reapertura de la hostelería será con la ropa de invierno que esta temporada aún no se había sacado del armario. Para la jornada de hoy, las máximas en las ciudades oscilarán entre los 5 grados previstos en Lugo y los 12º en Vigo. En Pontevedra, al igual que en A Coruña y Ferrol se esperan 11º. Los valores nocturnos harán tirar del nórdico: entre 1 grado en Lugo y 8º en A Coruña. El resto de urbes se moverán entre esos extremos: 2º en Ourense, 4º en Santiago, 5º en Pontevedra, 6º en Vigo y 7º en Ferrol.

La nieve provoca salidas de vía en Bande, Ourense FDV

Esta borrasca dejará avisos por acumulación de nieve en cotas medias y altas, entre dos y cinco centímetros en apenas 24 horas. A Coruña será la única provincia que se salva de la alerta por nevadas, mientras que estará activada en la montaña y el sur de Ourense, así como en la montaña y el centro de Lugo y el interior de Pontevedra.

Hoy tampoco será una jornada para pasear por diques o primera línea de la playa, ya que todo el litoral estará en alerta naranja por olas de hasta ocho metros y vientos de fuerza 7-8. Mañana la comunidad gallega continuará bajo la influencia de la borrasca de aire frío, aunque la cota de nieve subirá a los 700-1.000 metros, lo que obligará a mantener la alerta en las montañas de Lugo y Ourense. Donde la situación será más complicada será en el mar, con alerta roja en el noroeste de A Coruña y A Costa da Morte por olas de hasta 9 metros, mientras que el resto de la costa permanecerá en nivel naranja.

Agentes de la Guardia Civil de Tráfico, bajo la nieve, en Bande G.C.

El domingo persiste el aire frío y la inestabilidad atmosférica en Galicia. Así, el cielo estará parcialmente cubierto con chubascos generalizados, más probables e intensos en la mitad norte. La cota de nieve se ubicará a 1.000 metros. Las temperaturas mínimas subirán levemente, mientras que las máximas no tendrán cambios significativos. El viento soplará fuerte desde el noroeste en la costa y más débil hacia el interior.

A partir del lunes, Galicia estará bajo la influencia de las tormentas atlánticas que enviarán sucesivos frentes a lo largo de la semana. Así, la probabilidad de lluvia será alta en general, con temperaturas propias de la época del año.