Un estudio realizado por la Cátedra Cruz Roja y la Universidade de Santiago muestra que el 70% de los gallegos mayores de 65 años se encuentran satisfechos y conformes con su calidad de vida pese a la pandemia.

Una encuesta a más de 400 mayores apunta que valoran sobre todo las condiciones de los hogares para cumplir las medidas de aislamiento social, la relación social y psicológica, el apoyo social recibido y las relaciones personales. Las cuestiones con peor puntuación son las oportunidades de ocio y los recursos económicos de los que se dispone. El director de la Cátedra, Fidel Martínez Roget, señala que “los mayores demuestran una importante capacidad de resistencia” ante la pandemia.