El presidente de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICUC), Ricard Ferrer, avisa que las UCI aún están llenas y no están preparadas para hacer frente a una posible tercera ola de COVID-19. Ferrer, jefe del Servicio de Medicina Intensiva del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, advierte que “ahora mismo una cama UCI es un recurso muy disputado”.

Según Sanidad, los ingresados por coronavirus ocupan actualmente el 28% de las camas UCI en España, lo que se considera “riesgo extremo” al ser una tasa superior al 25%. Ferrer advierte de una falta de profesionales, “aunque los centros sanitarios hayan contratado a mucho personal eventual y hayan recuperado a médicos ya jubilados”.