Los huesos que fueron hallados en junio de 2019 en el lugar donde fueron asesinadas las niñas de Alcàsser (Valencia) corresponden a dedos de Miriam García, una de las tres víctimas, según el informe del laboratorio que ha sido remitido al juzgado encargado del caso. Tras cotejarse los restos con dos de las familias (porque no constaba que faltase ninguna falange a la tercera víctima), existe una alta probabilidad de que se traten de falanges de Miriam García, y así se ha comunicado a su padre, Fernando García. Los huesos fueron encontrados en 2019 por unas personas que habían acudido a visitar el paraje de La Romana, donde fueron enterradas las niñas, cerca de la presa de Tous, a raíz del estreno de la serie “El crimen de Alcàsser”.