Los 734 contagios notificados ayer por el Servicio Galego de Saúde (Sergas) –la tercera cifra más alta de la epidemia en Galicia– impulsan la cifra de casos activos a 9.895, a poco más de un centenar de la cota de los 10.000. El número de gallegos que pasan la infección se ha duplicadon en solo 18 días, desde el pasado 18 de octubre, cuando se registraban 4.932. Además, Sanidade informó ayer de la muerte de otras 9 personas que habían sido diagnosticadas de Covid-19, lo que eleva el total de fallecidos desde el inicio de la crisis a 969.

En centros hospitalarios murieron un hombre de 86 años en el CHUVI (Vigo); una mujer de 89 y un hombre de 84 en el CHUO (Ourense), la primera procedente de la residencia Nosa Señora dos Miragres de Barbadás; dos mujeres de 85 y 89 años, en el CHUS (Santiago), la segunda derivada de la residencia Nosa Sra. dos Anxos de Ribadavia; y un hombre de 96 años en el CHUAC (A Coruña).

Residencias

En centros residenciales fallecieron una mujer de 80 años, en la residencia Salvaterra de Miño; una mujer de 95 años y un hombre de 99, ambos en la residencia Nosa Señora dos Miragres de Barbadás. Todos los fallecidos, tanto en residencias como en hospitales, padecían patologías previas.

Un tercio de los 734 contagios registrados en Galicia, 108 más que los confirmados en el recuento anterior, corresponden al área sanitaria de Vigo, nuevamente, la que aporta más infectados a la lista. Y es que su área sanitaria registró 240 positivos, cifra récord de esta demarcación.Además, es la única que rebasa los dos mil casos activos, con 2.388 (117 más); la de Ourense contabiliza 1.152 (59 menos); y la de A Coruña muestra 1.737 (69 más).

En unidades de hospitalización hay 498 personas, 15 más, y 79 en UCI, una menos. Los pacientes ingresados en Galicia han aumentado hasta los 577, lo que supone 14 más que los registrados el miércoles.