Los municipios gallegos en alerta roja por la incidencia de la Covid-19 han bajado este miércoles a 47, dos menos que la jornada del martes, día en el que también se registró un descenso tras varios días de constante subida. En esta jornada se incorporan a este nivel Sada (A Coruña) y Lalín (Pontevedra).

En concreto, en la provincia coruñesa Vimianzo pasa del nivel tres al dos, al que se incorporan Cedeira, Neda y Noia y del que salen Ares, Arzúa y Porto do Son. En Pontevedra, Lalín se incorpora a la alerta roja, mientras que Poio baja al nivel naranja. En Lugo, no se registran cambios, mientras que en Ourense descienden al nivel naranja Barbadás y Verín.

De acuerdo con el mapa 'semáforo' que actualiza diariamente la Consellería de Sanidade, la gran mayoría de ayuntamientos en situación 3 por la pandemia están ubicados en las provincias de Pontevedra (21) y A Coruña (17), seguidas de Ourense (4) y Lugo (5).

En Pontevedra, están en alerta roja este miércoles Baiona, Cambados, Cangas, A Cañiza, O Grove, A Guarda, Lalín --pasa del dos al tres--, Marín, Moaña, Mos, Nigrán, Pontevedra, O Porriño, Ponteareas, Redondela, Ribadumia, Salvaterra de Miño, Tomiño, Tui, Vigo y Vilagarcía de Arousa.

En la de A Coruña, los municipios de Ames, Arteixo, Boqueixón, Cambre, Carballo, A Coruña, Culleredo, Fene, Ferrol, Malpica, Narón, Oleiros, Ordes, Pontedeume, Sada --pasa del dos al tres--, Santiago y Teo. En la provincia lucense, siguen Cervo, Monforte de Lemos, Viveiro, Burela y Lugo, mientras que en la de Ourense están Carballiño, Xinzo de Limia, Ourense y Ribadavia.

La entrada en el nivel máximo de riesgo de todas estas localidades implica que se detectaron más de 21 casos de coronavirus en los últimos siete días. Con todo, en las urbes de más de 50.000 habitantes, el umbral para detectar el aviso va en función del tamaño: Ferrol -más de 76 casos en una semana-, Pontevedra -más de 96-, Santiago -más de 112-, Lugo -más de 112-, Ourense -más de 120-, A Coruña -más de 276- y Vigo -más de 332-.

Dos menos en alerta naranja

En situación dos -en el color naranja del mapa- se sitúan 18 municipios, dos menos que en la jornada del martes. Quiere decir que, a pesar de que cuatro localidades estrenan este nuevo semáforo tras dejar atrás la alerta roja, hay 6 concellos que cambiaron de color. En este caso, dos subieron al rojo -Sada y Lalín- y cuatro que se despiden, de momento, de los dos máximos niveles de alerta.

En la provincia de A Coruña son los de Betanzos, Cerceda, Santa Comba, Valdoviño, Vimianzo, Cedeira, Neda y Noia. En la de Lugo, se incorpora a este nivel Palas de Rei y se mantiene Bóveda, mientras que en Ourense figuran Barbadás y Verín, que pasan de la alerta roja a la naranja. En el caso de Pontevedra, están A Estrada, Gondomar, Sanxenxo, Silleda, Vilaboa y Poio, que pasa del tres al dos.