El viernes la Xunta decidió el cierre perimetral de las siete ciudades gallegas para contener la movilidad durante el fin de semana de Difuntos e impedir la propagación del coronavirus. La medida, que se aplicó pocas horas después de hacerse pública, debía revisarse este martes. El comité clínico apuró hasta entrada la noche para resolver que se mantendrá el confinamiento en las actuales condiciones, ha informado el Sergas alrededor de las 22:30. El grupo de expertos se volverá a reunir el viernes y ahí, ha avanzado el Gobierno gallego, "seguirá tomando decisiones".

Después de que ayer Galicia sufriese su jornada más letal de la segunda ola con 21 muertes, una de las peores cifras de toda la pandemia, hoy llegaron noticias más esperanzadoras con un cierto frenazo en el número de contagios. No obstante, de nuevo hay que lamentar el fallecimiento de siete personas a causa del Covid-19.

Así pues, nada cambia en las próximas fechas en Galicia. Tal y como se estableció el viernes, durante el tiempo que duren estas restricciones se limitará la entrada y salida de personas en los municipios afectados. La movilidad queda restringida en los siguientes concellos y grupos de municipios:

  • Vigo
  • Pontevedra, Poio y Marín;
  • A Coruña y Arteixo;
  • Santiago, Ames y Teo;
  • Ferrol, Neda, Fene y Narón;
  • Lugo;
  • Vimianzo.

Además de los cierres perimetrales de las ciudades en Galicia, siguen limitadas también las reuniones sociales a encuentros entre convivientes, tal como se decretó en Ourense cuando se decidió el cierre de la ciudad. Precisamente, la capital ourensana mantendrá una semana más las restricciones aunque la evolución epidemiológica de las últimas semanas es buena.

Cierre perimetral en Galicia: excepciones

El cierre perimetral de Vigo y las grandes ciudades de Galicia, que limita el movimiento de personas además de las reuniones sociales, cuenta con una serie de excepciones, sobre todo en lo que respecta a la movilidad:

  1.  Cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales, empresariales, institucionales o legales.
  2.  Asistencia a centros universitarios, docentes y educativos, incluidas las escuelas de educación infantil.
  3.  Asistencia a centros, servicios y establecimientos de salud.
  4.  Asistencia y atención a personas mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.
  5.  Desplazarse a instituciones financieras y de seguros o estaciones de servicio en territorios vecinos.
  6.  Actuaciones requeridas o urgentes ante órganos públicos, judiciales o notariales.
  7.  Renovaciones de permisos y documentación oficial, así como otros trámites administrativos inaplazables.
  8.  Realización de exámenes o pruebas oficiales fuera de plazo.
  9.  Regreso al lugar de residencia habitual o familiar.
  10.  Por fuerza mayor o situación de necesidad.
  11.  Cualquier otra actividad de similar naturaleza, debidamente acreditada.

El decreto de la Xunta de Galicia también aclaraba es qué pasa cuando alguien vive en un municipio pero trabajo o estudia en otro. El texto de la Consellería de Sanidade dice que en estos casos se permitirá la libre circulación de personas. Tal es el caso de Pontevedra, Poio y Marín, tres municipios limítrofes con una fuerte movilidad interna. Se aplica la medida, también, en los conjuntos municipales de Santiago de Compostela, Teo y Ames; Ferrol, Narón, Fene y Neda y A Coruña, Arteixo.