Grandes ciudades europeas y las regiones más afectadas por el coronavirus endurecen la restricción de movimientos, en especial por la noche, para hacer frente a la expansión de la Covid-19. Lo que la prensa en todas partes denomina sin ambages “toque de queda” nocturno se extiende por diferentes puntos de Europa.

Italia. Desde ayer y hasta el 24 de noviembre, los bares y restaurantes echarán el cierre a las 18.00 horas, así como los teatros, cines, gimnasios y piscinas, en un intento del Gobierno de frenar la curva de contagios para evitar un nuevo confinamiento y salvar el periodo navideño. Aunque se ha evitado el toque de queda nacional, que ya existe en regiones como Lacio, cuya capital es Roma, Campania, Sicilia, Calabria y Lombardía, se da la potestad a las regiones de cerrar aquellas áreas donde pueda haber aglomeraciones a partir de las 21.00. Los restaurantes, bares, “pubs”, heladerías y pastelerías podrán permanecer abiertos solo de 5.00 a 18.00 horas, pero se les permite abrir domingos y festivos.

Alemania. La canciller alemana, Angela Merkel, advirtió ante el número creciente de nuevos contagios diarios en Alemania –8.685 en las últimas 24 horas– que los próximos meses van a ser duros. Advirtió que cuenta con que los contagios sigan aumentando con fuerza y que al menos hasta febrero habrá que renunciar a eventos de mayores dimensiones también en espacios exteriores. Culpó en gran parte a los viajeros del aumento de contagios al asegurar que “ha pasado por los viajes de vacaciones”. Según datos oficiales, hay 10.056 víctimas mortales.

Francia. El número de contagios reales en Francia ronda los 100.000 diarios, prácticamente el doble de los 52.010 que se notificaron el domingo, y que marcaron el cuarto récord consecutivo, según el Consejo Científico que aconseja al Gobierno. Su presidente, Jean-François Delfraissy, dijo: “estamos en una situación muy difícil, incluso crítica” y añadió que esta ola invade a toda Europa”, incluyendo “los buenos alumnos” como Alemania o Suiza. Se está aplicando un toque de queda a dos tercios de la población francesa que viven en 54 del centenar de departamentos del país entre las 21.00 y las 6.00 horas.

Reino Unido. El Reino Unido registró el domingo 19.790 nuevos contagios y otras 151 muertes, y varias zonas del país están bajo estrictas medidas restrictivas para controlar la pandemia. El total de casos de coronavirus en el Reino Unido asciende a 873.800 y el número de personas fallecidas por covid llegan a 44.896. El ritmo de personas hospitalizadas por Covid sube rápidamente en el norte de Inglaterra, donde varias áreas –como Liverpool y Mánchester– están bajo restricciones, con el cierre de bares o “pubs”, la prohibición de reuniones entre personas que no viven bajo el mismo techo, así como el cierre de casinos, salas de bingo y otros lugares de ocio.

Portugal. Las autoridades portuguesas extreman la atención sobre la presión hospitalaria, que prevén aumentará en estos días, tras registrar durante el fin de semana sus récord de contagios diarios. El sábado marcó su récord de contagios en la pandemia con 3.669 en una sola jornada. El día de ayer estuvo marcado además por la norma aprobada en el Parlamento para volver obligatorio el uso de mascarilla en la calle durante al menos tres meses. Algunos expertos lusos se preguntan si se acerca la hora de endurecer de nuevo medidas en Portugal, actualmente en estado de calamidad, con prohibición de reunirse más de cinco personas en la calle o restaurantes.

Bélgica. El país registró una media de 12.491 nuevos casos de coronavirus diarios en la semana entre el 16 y el 22 de octubre, un 44% más que la semana precedente, una tendencia que, de no revertirse, podría conllevar que las unidades de cuidados intensivos del país lleguen a su capacidad máxima en quince días. Bruselas y Valonia (región sur) aplican un toque de queda de 22 horas a 6 horas, más estricto que el de Flandes (región norte), que se mantiene desde la medianoche hasta las 6 horas. Estas dos mismas regiones anunciaron ayer su plan de que la educación secundaria sea a distancia el miércoles, jueves y viernes.

República Chena registró 7.301 contagios en las últimas 24 horas, lo que supone un nuevo récord durante un domingo y la capacidad hospitalaria “está llegando al límite”, informó ayer el Ministerio de Sanidad. De los más de 258.000 contagios anunciados hasta la fecha, existen hoy 158.515 activos.