Según el último informe publicado por el Ministerio de Sanidad, el ámbito en el que se están produciendo un mayor número de brotes y casos es el social, que supone el 29,8 por ciento de los brotes y el 26,9 por ciento de los casos, produciéndose un incremento en los generados en bares y restaurantes, aunque también en centros educativos y sanitarios, especialmente en hospitales.

A efectos de notificación al Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), dirigido por Fernando Simón, se define brote como cualquier agrupación de tres o más casos con infección activa en los que se ha establecido un vínculo epidemiológico, excluyendo de los mismos aquellos que afectan únicamente a las personas que viven juntas.

Desde que finalizó la desescalada se han comunicado 10.060 brotes con 94.563 casos, afectando a todas las comunidades y ciudades autónomas, si bien desde el pasado 15 de octubre ya se han notificado 1.412 brotes nuevos, con 9.946 casos asociados.

A pesar de que el 80,6 por ciento de los brotes son de pequeña magnitud, con menos de 10 casos, Sanidad ha avisado de que los brotes con mayor número de casos ocurren entre trabajadores en situaciones de vulnerabilidad y en centros socio-sanitarios, destacando que de los 1.412 brotes notificados en la última semana, 338 están relacionados con reuniones familiares y de amigos, con 2.060 casos.

Además, el departamento que dirige Illa ha llamado la atención sobre el aumento de los brotes que se producen en establecimientos de restauración (bares o restaurantes) notificándose 21 brotes, con 163 casos. Los brotes familiares que afectan a miembros de la misma familia que viven en diferentes domicilios (interacciones típicas familiares) constituyen el 20,7 por ciento de los brotes y 16,9 por ciento de los casos notificados desde el 15 de octubre. Los brotes en centros sociosanitarios continúan en aumento y suponen el 9,3% de los brotes y el 16,6% de los casos.