Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los hosteleros reclaman ayudas directas: “El sector se muere”

Advierten que el toque de queda provocará el cierre definitivo de “muchos” bares y restaurantes | Potenciarán el servicio a domicilio

Terrazas en Pontevedra

Terrazas en Pontevedra Gustavo Santos

El toque de queda anunciado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, es la puntilla para la hostelería y, si se alarga más allá del 9 de noviembre –las comunidades autónomas lo podrán levantar a partir de esta fecha en función de su situación epidemiológica–, podrá significar el punto final para muchos bares y restaurantes.

Sánchez comunica a los presidentes autonómicos que el estado de alarma se alargará hasta el 9 de mayo

La noticia sentó como un jarro de agua fría. Y es que el sector lleva con el agua al cuello desde que se decretó el estado de alarma en marzo. A la espera de conocer a qué hora se aplicará en Galicia –la Xunta comunicará hoy si empieza a las 22.00, 23.00 0 00.00 horas–, el sector mostraba ayer su profunda indignación tras conocer lo que consideran una “zancadilla” más en un camino lleno de piedras. Y es que, como apuntaba el presidente de la Federación Provincial de Empresarios de Hostelería de Pontevedra (Feprohos), César Sánchez-Ballesteros, la nueva medida abocará a “muchos negocios” al cierre definitivo al ver reducida su clientela en las cenas. Ante esta dramática coyuntura, exigen “ayudas directas” de las instituciones y la reducción o supresión de impuestos como el IBI o el IAE. El sector se muere. Nadie nos ha compensado por no poder abrir ni por tener que reducir aforos; las normas deben venir acompañadas de apoyo económico a los negocios que las sufren”, argumenta.

César Sánchez-Ballesteros, presidente de la Federación Provincial de Empresarios de Hostelería de Pontevedra (Feprohos) Gustavo Santos

“La diferencia entre poder servir cenas o no está en esa hora de margen”

decoration

Ballesteros lamenta que “se demonice” al sector y reconoce no entender la “falta de sensibilidad” de los dirigentes a la hora de determinar las restricciones.

“El mensaje que mandan es que la hostelería es peligrosa, por lo que no creo que los clientes vayan a considerar venir antes a cenar o cambiar los planes y acudir a mediodía para poder estar sin la tensión de tener que irse a una hora concreta. La idea que se comunica desde el Gobierno es que los bares y restaurantes son inseguros, la gente no se va a animar ni con promociones ni con descuentos”, explica. Que la Xunta opte por las 00.00 horas y no por las 23.00 para el inicio del toque de queda es “importante”, señala, ya que “la diferencia entre poder servir cenas o no está en esa hora de margen”. El representante de la federación provincial también alerta de la futura proliferación de la “actividad pirata” antes de avanzar que el servicio a domicilio será una de las alternativas a las que recurrirán.

"Si se mantiene la medida hasta finales de diciembre, la perdemos”

decoration

Misma radiografía dibuja Rubén Pérez, el presidente de la Asociación de Comerciantes y Hosteleros Zona Náutico, una de las áreas con más actividad hostelera en Vigo: “Es un mazazo”. Traslada una gran incertidumbre al respecto de la campaña de Navidad, una de las esperanzas del sector: “Si se mantiene la medida hasta finales de diciembre, la perdemos”. Concreta, a su vez, que el toque de queda comprometerá la viabilidad de “muchos” bares y restaurantes. “El mes que viene, ya se podrá despedir al finalizar el plazo de seis meses tras la aplicación de los ERTE. Va a venir mucho paro, la situación será terrorífica. Necesitamos ayudas directas de las instituciones, pero que sean potentes”, apostilla.

Rubén Pérez, presidente de la Asociación de Comerciantes y Hosteleros Zona Náutico

Rubén Pérez, presidente de la Asociación de Comerciantes y Hosteleros Zona Náutico FdV

"Aunque el toque de quede comience a las 00.00 horas, perderemos clientes; muchísima gente sale tarde de trabajar, sobre las 20.00 o las 21.00"

decoration

En Ourense, donde se prohíben las reuniones de personas no convivientes, la nueva medida del Gobierno abre todavía más la herida del sector, que factura “un 80% menos”. Es la cifra que detalla Javier Outumuro, presidente de la Unión de Hosteleros de la urbe, que asegura que el gremio está “superquemado” y, al igual que sus compañeros, reclama “ayudas directas” del Gobierno o de la Xunta. “Aunque el toque de quede comience a las 00.00 horas, perderemos clientes; muchísima gente sale tarde de trabajar, sobre las 20.00 o las 21.00”, manifiesta.

Javier Outomuro, en su restaurante. Iñaki Osorio

Otro SOS del ocio nocturno

La Federación Nacional de Empresarios de Ocio y Espectáculos España de Noche, con representación en Galicia, comunica que el toque de queda “obliga a abordar con carácter urgente y extraordinario” un plan de choque, ya que –sostiene– “puede suponer una debacle sin precedentes”, puesto que impide realizar su actividad a todo un sector de la economía.

  • Las fiestas privadas y “secretas” conquistan la noche viguesa

    Particulares organizan en domicilios y establecimientos cerrados reuniones ilegales, cobrando entrada y sin anunciar la localización para esquivar a la Policía tras el cierre del ocio nocturno

Compartir el artículo

stats