Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“No es buena idea parar el tratamiento oncológico por miedo a contraer el Covid-19”

La oncóloga gallega Marta Capelán

La oncóloga gallega Marta Capelán FdV

La coruñesa Marta Capelán es oncóloga especialista en cáncer de mama y experta en oncología integrativa en el Hospital Universitario Vall d´Hebron en Barcelona. Reconoce que no siempre tuvo claro ser doctora y que incluso en la ya extinta Selectividad sufrió una crisis al dudar si escoger el campo de las Humanidades. Finalmente, inició un camino por la Medicina que la ha llevado a prestigiosos centros de Europa y Estados Unidos, entre ellos, el Memorial Sloan Kettering Cancer Centre en Nueva York.

–¿Cómo viven ustedes desde el Vall d´Hebrón la curva de la pandemia disparada?

–En las últimas 24 horas (la entrevista fue el jueves por la tarde) ha aumentado el número de ingresos y también los pacientes en UCI. Estamos en la segunda ola; va a tocar arrimar más el hombro y trabajar más horas de las que hacemos,que de por sí son muchas.

–¿Cómo le está afectando a los pacientes oncológicos?

–No nos está afectando a la hora de programar sus tratamientos. Quiero recordar que un estudio en el que ha participado nuestro compañero de Vall d´Hebron Juan Aguilar ha demostrado que poner tratamientos oncológicos no aumenta el desarrollo de Covid-19. Es bueno que la gente con tratamiento continúe con él. No es buena idea que lo pare por miedo a contraer el Covid. En gente con un cáncer metastásico es importante continuar con los tratamientos. En algunas personas que los pararon creció muy rápido el tumor.

–Como oncóloga, usted centra también su interés en mejorar la educación del paciente oncológico y su calidad de vida. ¿Por qué se fija en estos dos aspectos?

–Yo creo que surge todo por unas necesidades. Para estar yo bien, es muy importante que en mi día a día me alimente bien, que haga mi ejercicio diario, que tenga relaciones adecuadas. Mi primera clase de taichi fue con 15 años y empecé a hacer yoga a los 21. Soy gallega y vengo de una familia en la que mi madre si yo estaba nerviosa por la Selectividad no me planteaba darme un ansiolítico, me preparaba infusiones de passiflora. Los hábitos de vida saludables, muchas veces, previenen la enfermedad. Por ejemplo, el consumo de alcohol tiene un impacto en el cáncer 20 o 30 años más tarde. Las células van creciendo en algunos turmores rápido y en otros lentamente. Por eso, es tan importante que familias y sociedad tengamos esa información y eduquemos.

–¿Esa educación se realiza con talleres para familias y enfermos en su hospital?

–Este jueves, por ejemplo, empezamos unos talleres gratuitos y online en el Vall d´Hebrón. Son talleres donde hay una parte educacional, pero tambén hay talleres de cirugía, linfedema, pero también enfocados a la parte emocional, el mindfulness, musicoterapia. En las consultas, tenemos poco tiempo para abarcar estos temas porque tenemos que hacer muchas cosas en muy poco tiempo. De ahí, surge la necesidad de tener programas como este de Vall d´Hebrón o el de Avívate que ofrecen espacios necesarios para la calidad de vida del paciente oncológico.

–¿Cuál es su aportación a Avívate, esta escuela online con app incluida dirigido a pacientes y familiares?

–El programa empezó el 15 de octubre, aprovechando que se celebra el mes de cáncer de mama. La directora del curso y de la escuela de pacientes es Miriam Algueró. El curso tiene seis módulos. Yo hablo de los seis pilares de la calidad de vida: alimentación, ejercicio físico, gestión emocional, higiene del sueño, tóxicos medioambientales y relaciones interpersonales con uno mismo y los demás. Hay otros profesionales que participan como Concha León, psico-oncóloga que trata a familiares y pacientes con cáncer. Dará dos talleres de mindfulness y gestión emocional. Gema Morales hablará de alimentación.

–¿De verdad podemos hacer algo con la alimentación?

–Lo primero que te preguntan los pacientes y la familia es si se debe cambiar la alimentación. No debe de ser siempre igual la alimentación. Hay alimentación para prevenir el cáncer, durante el tratamiento y otros para los estadios muy avanzados de la dolencia.

Compartir el artículo

stats