Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Daniel Tubau: "Helena era el modelo de mujer a no imitar en la Grecia clásica"

El escritor desveló en Club FARO aspectos sobre la mujer que provocó la guerra de Troya, destacando sus dotes de oradora frente a la belleza fatal con que la identifica el mito

Daniel Tubau fue presentado por la profesora de Historia Balbina Pérez ayer en el salón de actos del MARCO.

Daniel Tubau fue presentado por la profesora de Historia Balbina Pérez ayer en el salón de actos del MARCO. // Ricardo Grobas

"El mito de Helena es que ella siempre fue un modelo de mujer a no imitar para la Grecia clásica, al contrario que Penélope, quien aguanta 20 años cuidando de sus hijos esperando por su marido y espantando pretendientes. Curiosamente, en la sociedad actual si pensamos en cómo debe ser una mujer, el modelo sería Helena" . Con esta reflexión, el escritor, ensayista y guionista Daniel Tubau explicaba alguno de los aspectos de la protagonista de "La Iliada", en un acto de presentación de su libro "Maldita Helena" (editorial Ménade) celebrado ayer en el Club Faro de Vigo, en el museo MARCO, presentado por la profesora de Historia Balbina Pérez Martull.

Yendo más allá del mito de la belleza fatal, de la adúltera acusada de destruir ciudades y provocar la muerte de hombres con que se ha identificado a Helena por parte de poetas y dramaturgos a lo largo de la historia, Tubau trató de descubrir en su conferencia cualidades humanas e intelectuales de la antigua reina de Esparta, quien viajó por al menos 31 lugares y pudo ser la inspiradora de Homero. Precisamente en una obra de este autor, en "La Odisea", Telémaco la visita a ella y a su marido, Melenao, en Esparta pidiéndoles ayuda para encontrar a su padre, Ulises. "Helena no pide permiso a su marido para hablar, interviene en la conversación cuando quiere, lo que hace pensar que era una igual, y tras llorar los tres recordando a Ulises, ella les ofrece una droga que le dieron en Egipto, supuestamente para olvidar, y que dicen que es opio, pero puede que esa droga en realidad sea la habilidad de Helena para contar historias porque en lugar de olvidar, empieza a narrar cosas de Ulises", expuso Tubau.

Tras valerse de proyecciones de cuadros clásicos y de alguna película para presentar a la mujer más hermosa y admirada de toda Grecia, el escritor explicó el mito de Helena, hija de Leda, una mujer fecundada con argucias por el dios Zeus que se transformó en cisne y se hizo perseguir por su águila para que ella lo acogiera en su seno. Helena nació de un huevo fruto de ese encuentro, si bien su madre dio a luz otros tres hijos, gestados en dos huevos, uno fecundado por Zeus y otro por su esposo Tindareo. Los otros tres hermanos son Clitemnestra, Pólux y Castor, estos dos últimos conocidos como los bioscuros y relacionados con los fuegos marineros de San Telmo.

Tubau recordó que la protagonista de "La Iliada" ya fue raptada a los doce años por Teseo, rey de Atenas, y rescatada por sus hermanos. Al regreso a Esparta medio centenar de pretendientes quieren casarse con ella, y su padre, Tindareo, aconsejado por Ulises, propone que decida su hija y que los caudillos se comprometan a protegerla a ella y a su futuro marido. Esa promesa, pactada con el sacrificio de un caballo, tendrá que ser cumplida en la guerra de Troya años más tarde. Y es que el también hermoso Paris, príncipe de Troya, se la lleva -raptada o con la voluntad de ella, dependiendo de la versión- a su tierra donde es bien acogida por el rey Príamo. Tras diez años de guerra, finalmente Helena es rescatada por su esposo, que al principio quiere matarla pero desiste cuando ve su pecho desnudo.

La mujer viajera

Entre el viaje de ida a Troya con Paris y el de vuelta a Esparta con su esposo, Helena visito 31 lugares. "En algunos de ellos no es seguro que haya estado pero sus habitantes se jactaban de que los hubiera visitado. Pasa lo mismo con Hemingway, aunque en Madrid hay un bar con un letrero que pone 'Aquí no estuvo Hemingway'", comentó Daniel Tubau.

Para demostrar que la complejidad del mito de Helena trasciende su belleza, Tubau aludió que en su viaje de regreso el matrimonio se detiene en Egipto y hallan a la verdadera Helena, que nunca habría estado en Troya.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats