Los segundos premios con Princesa de Asturias reformaron a la fuerza y por completo los primeros, dando otra escenografía a la ceremonia, y al discurso de Leonor, otro tono y más pausa, un gesto más circunspecto y más rigor institucional. La primogénita de los Reyes se presentó ayer con un "tengo casi quince años", envoltorio para un mensaje de conexión generacional con el que trató de aproximarse a los jóvenes para apelar a su "sentido de la responsabilidad" en el cuidado mutuo que exige la pandemia. La Princesa quiere hacer ver que ha madurado el discurso y buscar puntos de encuentro en tiempos de distancia. Sigue "muy de cerca, como muchos niños y jóvenes de mi edad, lo que sucede en nuestro país" y "si hay algo que mi hermana Sofía y yo hemos aprendido es el sentido de la responsabilidad. Nuestros padres nos lo han enseñado siempre. Y creo que los jóvenes de mi generación también son conscientes de ello", resaltó.

Leonor advirtió a los jóvenes de la necesidad de "un sentido de la responsabilidad que pasa por no olvidarnos nunca de las personas que nos rodean, que nos quieren y a quienes queremos", y aquí envió una estudiada mirada hacia al palco desde donde miraba su abuela, la reina emérita Sofía.

El guiño a la empatía con los adolescentes de su edad le hizo decir que "después de haber estado meses sin ir al colegio, la vuelta a clase nos demostró que tenemos que adaptarnos a estas nuevas circunstancias, siempre con la esperanza de que todo mejore". Y añadió que "también hemos comprobado la importancia de la solidaridad gracias a personas que, como las premiadas, son un ejemplo de cómo enfrentarse a las dificultades. Con vuestro extraordinario trabajo y talento nos marcáis el camino".

"La pandemia que vivimos en España y en el resto del mundo ha alterado nuestra vida en muchos sentidos", dijo para prologar su "recuerdo más respetuoso para las personas que han fallecido a causa del Covid-19 y para sus familias. Y también para quienes padecen ahora la enfermedad". "Cuando en momentos como estos intentamos ser responsables y solidarios", remató, "nos aseguramos un futuro mejor. Por eso nuestros premios nos transmiten esperanza, porque son un reconocimiento para quienes, con su dedicación, trabajan sin descanso para lograr entre todos el progreso y el bienestar de toda la sociedad".