El nefrólogo Rafael Matesanz, que fundó y dirigió durante 28 años la Organización Nacional de Transplantes (ONT), criticó ayer la gestión de la pandemia por parte del Gobierno, del que lamentó la descoordinación, la improvisación y los mensajes contradictorios. "Muchas de las declaraciones del doctor [Fernando] Simón, lo que han hecho es dar cobertura a decisiones políticas", señaló, en referencia al director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias. "Es un subdirector general del Ministerio de Sanidad -añadió-, no me creo que no hacer nada hasta el 8M fuera decisión suya. Si en España hubiéramos cerrado cinco días antes, se hubiera ahorrado el 80% de los fallecimientos", añadió.

En declaraciones al programa "Espejo Público", de Antena 3, Matesanz lamentó que Simón dijese el 31 de enero que iba a haber "tres o cuatro casos nada más, luego que PCR solo tenía que hacerse a sintomáticos y no a los contactos, y que las mascarillas no servían para nada. Se lanzaron mensajes falsos. Las estadísticas del Ministerio son absolutamente ininteligibles, cuando no están claramente alteradas, caso de la mortalidad", recalcó.

Destacó la importancia de la coordinación, que permitió, según sus palabras, que "un órgano donado en Vigo se trasplante en Barcelona a un enfermo de La Coruña". "No se ha hecho coordinación entre ministerio y comunidades. Y en los últimos 10 años han pasado 9 ministros de Sanidad", apuntó.

Aseguró que en la ONT no se hubiera dado ningún paso "sin crear un comité que incluyera epidemiólogos, intensivistas, urgenciólogos... Y las decisiones tendrían que haberse consensuado con las comunidades. Es muy difícil transmitir a los ciudadanos que tienen que hacer sacrificios si se toman decisiones por motivos políticos. El liderazgo tiene que estar sustentado en expertos", defendió el fundador de la ONT, que puso como ejemplo al estadounidense Anthony Fauci, asesor de la Casa Blanca, que para Matesanz "es una garantía de que las cosas que dice la ciencia tienen toda la base".