Un 43,8% de los españoles (3,5 puntos más que el pasado mes de septiembre) no estaría dispuesto a vacunarse inmediatamente contra la Covid-19 cuando se disponga de la vacuna, frente al 40,2% que sí lo estaría, según se desprende del barómetro de octubre del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Por ideología, los más reticentes en vacunarse serían los votantes de Vox, con un 54,3%, mientras que los más abiertos a ponerse la vacuna son los de Unidas Podemos (53,5%) y PSOE (51,9%).

Según esta encuesta, elaborada entre los pasados días 1 y 7, el 62,4% de los españoles considera que habría que tomar medidas más exigentes para controlar la pandemia (4 puntos más que hace un mes) y un 20,1% cree que "se puede seguir como hasta ahora".

Además, un 69,1% de los entrevistados cree que la lucha contra la pandemia debería realizarse conjuntamente entre el Gobierno y las comunidades autónomas, mientras que un 16,6% cree que solo lo debería hacer Moncloa y el 5,9% los ejecutivos autonómicos.

"Civismo y solidaridad"

Para el 48,9%, los ciudadanos están "reaccionando con civismo y solidaridad" frente al 40,4% que opina que "la mayoría está siendo poco cívica e indisciplinada".

Sobre las medidas para evitar contagios, el 60,1% tiene cuidado con las cosas que toca, aunque en lo demás hace vida normal; el 27,4% permanece casi en aislamiento y solo sale de casa para ir a consultas médicas y adquirir alimentos; y el 5,9 % hace vida normal.

Tras la situación vivida en los últimos meses, el 86,2% (2 puntos más) manifiesta que hay que reformar la sanidad española, principalmente dedicando más recursos económicos (medida respaldada por un 94,8%) y aumentando las plantillas (95,9%).

Mientras dure la pandemia, el 38,4% de los españoles cree que las escuelas deben mantener las clases presenciales, el 37,8% apoya la mezcla de estas con las lecciones "on line", y el 7,8% señala que deberían ser solo clases en línea.