Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los calamares gigantes de Asturias se van a la disco

Será la nueva ubicación del museo cerrado en Luarca tras el temporal de 2014

Hembra de calamar gigante, en la exposición cedida en 2017 al Ayuntamiento de Valdés por Cepesma. // A. M. Serrano

Hembra de calamar gigante, en la exposición cedida en 2017 al Ayuntamiento de Valdés por Cepesma. // A. M. Serrano

El nuevo Museo del Calamar Gigante de Luarca ya tiene ubicación y fecha de apertura. Los famosos cefalópodos de grandes dimensiones (cedidos por la Coordinadora para el Estudio de las Especias Marinas al Ayuntamiento de Valdés) se mostrarán en la antigua discoteca Villa Blanca de la capital valdesana desde el uno de julio de 2021.

El gobierno negoció con la propiedad de este espacio inactivo desde hace años y de 300 metros cuadrados un alquiler mensual de 1.500 más IVA y un contrato de cinco años prorrogable por otros cinco en idénticas condiciones. Se invertirán ahora 60.000 euros para adecuar el interior de la discoteca. Tras esta obra que saldrá a concurso público, será el Principado el que costee y encargue la redacción del discurso museístico. En 2021, el ejecutivo local volverá a tomar las riendas con la adjudicación de la obra de este proyecto de redacción financiado por el Principado que, esta vez, se hará con cargo a los presupuestos municipales.

El alcalde, el socialista Óscar Pérez, avanza que el interior "será diferente al antiguo museo" por cuestiones de espacio (tendrá 300 metros cuadros frente a los 550 del antiguo del Muelle Nuevo) y composición. De este modo, recrearán los fondos abisales, es decir, el hábitat del "kraken". "Habrá poca luz, será más pedagógico y tendrá elementos más modernos", destaca el regidor, quien también avanza que los calamares gigantes aparecerán como efecto sorpresa.

Fecha de apertura

En cuanto a la fecha de apertura, se hará coincidir con la llegada del verano, época de mayor afluencia de turistas en la capital de Valdés. Pérez detalla, además, que con esta nueva actividad se dará vida a una zona de Luarca menos transitada. La calle Nicanor del Campo y la avenida de Galicia son travesías comerciales, pero de menos tirón turístico que el puerto o la zona céntrica de la villa. En este sentido, el regidor destaca que el nuevo museo hará que los visitantes "se muevan por Luarca, de punta a punta".

De momento, se desconoce el precio de la entrada, si bien será asumible. Sí se sabe que se ofrecerán paquetes especiales para aquellas personas o grupos que deseen visitar el jardín de la Fonte Baxa (considerado uno de los jardines botánicos de creación privada más grandes de Europa) y el futuro del Museo del Calamar Gigante. "En el verano de 2021, Luarca tendrá dos atractivos turísticos únicos en Asturias y en el norte de España", destaca Pérez.

El nuevo proyecto pone punto y final al ideado en el pasado mandato por Simón Guardado. "De 2014 a 2018 estuvieron dando palos de ciego y perdiendo el tiempo", opina a este respecto el actual regidor. A su juicio, "en el momento actual las inversiones millonarias son casi imposibles de financiar". El anterior ejecutivo negoció con la cofradía de pescadores para hacerse con los almacenes del Muelle Nuevo y acondicionar allí el museo. Este movimiento llevaba aparejada la construcción de naves de almacén nuevas en el polígono de Barcia-Almuña. Es decir, una inversión que rondaba los tres millones.

Luarca esperan por un museo dedicado al kraken desde 2014, cuando una marejada destrozó las instalaciones del Muelle Nuevo.

Compartir el artículo

stats