El pasado mes se ha convertido en el agosto con mayor número de muertes por ahogamiento en los espacios acuáticos españoles, con 81 fallecimientos, siete más que el pasado año. Esto lo ratifica como el tercer peor dato histórico desde 2015 -año en que la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo comenzó a elaborar el Informe Nacional de Ahogamientos- después de los meses de julio de 2015, cuando se contabilizaron 85 ahogamientos mortales, y de 2017 y 2019, cuando se registraron 95 en cada uno de estos años.

La Comunidad Valenciana, con 54 muertes -22 en agosto-, Cataluña, con 38 muertes -18 ese mismo mes-, Andalucía, con 36 -10 en agosto- y Galicia con 30 -4 en el último mes- suponen el 58 por ciento del total de ahogamientos mortales producidos en España desde el 1 de enero hasta el 31 de agosto.

El perfil de la persona ahogada en un espacio acuático en agosto es la de un hombre (79%), de nacionalidad española (86%), mayor de 45 años (61%), que pierde la vida en una playa (59%) o en un espacio que en el 54% de los casos carece de vigilancia, entre las 10.00 y las 20.00 horas.