Se han quedado fuera del decreto que reconoce los derechos de los trabajadores sanitarios en caso de contagio por coronavirus. Son un colectivo de profesionales que cuida a personas en domicilio, en contacto continuo con personas dependientes y vulnerables, con lo que esto supone y más en una situación como la provocada por la Covid-19. "Somos personal muy esencial pero nos han excluido de las bajas profesionales por infección por coronavirus, por ejemplo", expresan desde la Plataforma SAF Galicia. Las afectadas han iniciado una recogida de firmas contra el Real Decreto 27/2020 de 4 de agosto de medidas financieras, de carácter extraordinario y urgente. Solo en Vigo son más de 300 afectadas y calculan que en Galicia pueden acercarse a las 5.000 trabajadoras en cuidados a personas dependientes.

Según explican, esta norma prorroga el reconocimiento como accidente laboral del contagio por coronavirus a trabajadoras/es de centros sanitarios y socio-sanitarios, pero no a las técnicos en atención a personas en situación de dependencia en domicilio. "El pasado día 4, el Ministerio de Seguridad Social y Emigración saca a la luz pública el Real Decreto 27/2020 en el que se excluye, una vez más, a las Auxiliares de Cuidados en Domicilio al derecho de obtener los beneficios de una baja laboral al 100% en caso de infección con la Covid-19, obviando que son personal esencial y una correa de transmisión, poniendo en riesgo no solo la salud de las trabajadoras y sus familias, sino también la de los usuarios, por lo que, ante esta falta de derechos y el continuado desprecio institucional las distintas Plataformas y asociaciones del SAD de todo el Estado han iniciado una Campaña de Recogida de Firmas contra este Real Decreto y, de alguna manera, poner de manifiesto la precariedad e invisibilidad de las sociosanitarias SAD", expresan las afectadas.

Solicitan al Gobierno "las modificaciones pertinentes del Real Decreto para que las técnicas en atención a personas en situación de dependencia a domicilio sean consideradas personal de riesgo y, por lo tanto, recibir el mismo tratamiento que el personal sanitario y sociosanitario de residencias y centros de día", añaden.

Las afectadas de Galicia, Andalucía, Cataluña, Murcia, Asturias, Madrid, Extremadura y Valencia están ya manos a la obra en la recogida de firmas por internet para pedir al Gobierno que las tenga en cuenta a la hora de recibir cobertura en caso de una situación de contagio por Covid-19, por ejemplo.

Protestas de celadores

Situación similar viven los celadores. Ayer, este personal de 68 centros hospitalarios de toda España volvieron a clamar contra la "dejadez" y la indignación que sienten al no ser considerados aún personal de alto riesgo ante el coronavirus, pese a estar en contacto directo con los pacientes.

"Desde que entra por la puerta de urgencias, hasta que es ingresado o llevado a quirófano, los celadores estamos en permanente contacto con los enfermos", explicó ayer Raquel Martín, portavoz de la Plataforma Reconocimiento para el Celador Ya!!! Sin embargo, estos profesionales no están catalogados como personal de riesgo, algo que han reclamado reiteradamente al Ministerio de Sanidad, el cual les transmitió que, a pesar de ello, la decisión es de los departamentos de prevención de riesgos laborales de cada centro, añade Martín. A todo ello, se une la escasez de los equipos de protección que han sufrido desde el principio, según denuncian.