04 de agosto de 2020
04.08.2020
Faro de Vigo

Simón eleva a 560 los brotes activos, pero cree que la situación no es grave

Sanidad notifica 968 contagios en las últimas 24 horas - En tres días se registraron 8.532 nuevos positivos y 27 muertes

04.08.2020 | 00:37
Fernando Simón, durante la rueda de prensa de ayer.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, afirmó ayer que el Ministerio de Sanidad tiene registrados en estos momentos un total de 560 brotes activos de Covid-19 en varios puntos de España, 77 más que el pasado jueves. Asimismo, Sanidad ha notificado 968 nuevos contagios en las últimas 24 horas, frente a los 1.554 reportados el viernes, aunque faltan los datos de Cataluña, Madrid y Navarra por problemas técnicos, con lo que la cifra total de infectados se eleva a 297.054 y la de muertos a 28.472,26; de ellos, 26 han muerto en los últimos 7 días.

El pasado viernes, último día en que se facilitaron datos sobre la evolución de la pandemia, Sanidad reportó un total de 288.522 contagios, con lo que este lunes la cifra ha aumentado en 8.532 casos. Simón advirtió de que el número acumulado de positivos desde el viernes es mayor, debido a los problemas de carga por cuestiones técnicas en Cataluña, Madrid y Navarra.

El epidemioólogo explicó que aún hay 560 brotes abiertos en España, la mayoría asociados al ocio nocturno, y que 12 provincias están experimentando una fase ascendente de los casos, aunque ha asegurado que, pese al incremento, "no estamos en una situación grave". Lo hizo en la rueda de prensa que ofrece todos los lunes para dar cuenta de la evolución de la pandemia en la que ha asegurado que las autoridades sanitarias siguen con "muchísima atención" el incremento de los positivos detectados en las últimas semanas ante la posibilidad "o no de tener que tomar medidas más importantes o tener que coordinar medidas entre distintas comunidades".

A preguntas de los periodistas, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias descartó volver al estado de alarma de forma "inminente", aunque ha admitido que "es una opción que no ha dejado de estar desde el mismo día en que se derogó".

No obstante, precisó que, de declararse, "el estado de alarma no tiene por que ser igual al que vivimos hace unos meses", porque la situación no es la misma, y además deben darse "unas condiciones mínimas" para instaurarlo.

Por lo tanto, no existe un aumento "clave" de los casos que justifiquen volver a él, sino que hay que ir valorando la evolución y saber "cuál es el deseo de las comunidades y si consideran que las medidas que están implementando pueden no ser suficientes y el ministerio cree que tienen razón en ese punto".

Alrededor de 12 provincias están en fase ascendente -el resto están en una situación de estabilidad o descendiendo- y existen "muchos brotes abiertos", un total del 560, la mayor parte asociados al ocio nocturno, mientras que los vinculados a los temporeros "han disminuido sustancialmente en la última semana o 10 días", debido, en su opinión, a las medidas de los gobiernos autonómicos.

De ahí que haya valorado las nuevas restricciones al ocio nocturno en Aragón: "Lamento tener que decirlo porque a las personas que viven de él no les interesan estas restricciones, pero el ocio nocturno es uno de los riesgos a los que nos enfrentamos".

El epidemiólogo informó de que, pese a que el mayor número de brotes está ligado al ámbito familiar y social a través de reuniones, hay más casos de brotes que se producen por el ocio nocturno. Como buenas noticias, apuntó que los brotes en el ámbito laboral, sobre todo de temporeros, "han disminuido sustancialmente y el número de casos asociados también en la última semana o diez días", algo que ha achacado "en parte importante por las medidas tomadas por las comunidades autonómicas".

Sin embargo, advirtió de que "en algunas residencias se está teniendo algún brote mayor de lo deseado", pero "la mayor parte" en trabajadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca