01 de agosto de 2020
01.08.2020
Faro de Vigo

Diccionario de una lucha

El mundo trans reivindica que su identidad no depende de sus genitales

01.08.2020 | 00:34
Diccionario de una lucha

| Cis y Trans. Una persona cis es aquella que se siente identificada con el sexo y el género que le han asignado al nacer. Es decir, una persona que, por ejemplo, nazca con pene y se sienta identificada con la etiqueta de hombre. Una persona trans es aquella que, por el contrario, no se siente identificada con el sexo o el género que le asignaron al nacer. Es el caso, por ejemplo, de una persona que nace con pene, se le etiqueta como hombre durante una etapa de su vida pero que, en realidad, se identifica como una mujer.

| Identidad de género. La identidad de género hace referencia a la percepción subjetiva que un individuo tiene sobre sí mismo en cuanto a su propio género. Es decir, si uno se identifica (o no) con los roles de hombre o mujer. Estas categorías, lejos de ser dos polos opuestos, también se enmarcan dentro de un abanico mucho más amplio. No hay una sola manera de ser hombre o mujer. Porque estos conceptos varían en función del contexto social (y de los estereotipos vigentes en cada época). Y porque, más allá de estas categorías, también hay un espectro de otras identidades. Es el caso, por ejemplo, de las personas de género no binario, que no se identifican solo como hombres o como mujeres.

| Expresión de género. La expresión de género, por el contrario, se refiere a la manera en la que una persona se expresa ante el mundo siguiendo (o no) unos determinados cánones sociales y estéticos. En esta categoría se incluye la apariencia física, la manera de vestirse e incluso el comportamiento, que pueden percibirse según lo que entendemos estereotípicamente por masculino, femenino, andrógino (con características de ambas) o neutral.

| Sexo biológico. El sexo biológico es el conjunto de características que tradicionalmente se asignan a un sexo u a otro. Es decir, los cromosomas, las hormonas, los genitales y, en general, los rasgos anatómicos con los que se designan a los varones y a las hembras. Aunque, en realidad, cada vez hay más voces dentro de la comunidad científica que cuestionan la existencia de solo dos categorías rígidas para describir el sexo y abogan por un espectro mucho más amplio.

| Despatologizar. Una de las principales reivindicaciones del colectivo trans pasa por despatologizar su condición. Es decir, eliminar el vínculo entre su identidad de género y un trastorno mental. La transexualidad fue clasificada como trastorno mental en los años 80 y ha permanecido con esa etiqueta hasta el 2018, cuando la Organización Mundial de la Salud actualizó su manual. El problema, claman desde el colectivo, es que hoy por hoy en España sigue siendo necesario pasar por procesos de diagnósticos y hormonación para empezar el proceso legal de transición.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca