31 de julio de 2020
31.07.2020
Faro de Vigo

Prisión eludible con fianza para el detenido por el tiroteo a un brigadista en 2008

Pólvora en su pasamontañas coincide "al 99,9%" con la de los casquillos

31.07.2020 | 01:12
Prisión eludible con fianza para el detenido por el tiroteo a un brigadista en 2008

Doce años después y gracias a los avances en tecnologías de la investigación, un nuevo análisis en el laboratorio de la Guardia Civil de una bufanda tubular y de un pasamontañas presuntamente de José Miguel M. C. -los investigadores se basan en que él mismo dijo que eran suyos en 2008, cuando las prendas fueron incautadas, y en declaraciones de testigos- ha arrojado una coincidencia "del 99,9%", tomando como elemento de comparación muestras de pólvora de los casquillos y la ropa que llevaba el brigadista tiroteado en septiembre de 2008 en Xunqueira de Ambía. Es el indicio que fundamentó la detención de José Miguel M. C., hijo del matrimonio asesinado en Amendo (Taboadela) en 2009 -esa causa continúa archivada en el juzgado-, por el intento de homicidio en una emboscada del brigadista en 2008, siete meses antes del doble crimen. La jueza acordó ayer su ingreso en prisión provisional, aunque la medida es eludible si José Miguel abona 50.000 euros de fianza. Se le impone la prohibición de abandonar el territorio nacional, la prohibición de aproximación y comunicación con la víctima así como comparecencias diarias en el juzgado.

La prenda fue intervenida y examinada después de los hechos pero el resultado, con los medios técnicos disponibles entonces, no fue concluyente y la causa terminó sobreseída. Los avances en los análisis han arrojado ahora resultado positivo en ese grado tan elevado de coincidencia, según el instituto armado. La defensa aún desconocía ayer los detalles del caso, porque está bajo secreto de sumario.

José Miguel M. C. fue conducido por la Guardia Civil al juzgado sobre las 10.00 horas de ayer, 48 horas después de su detención. La causa es de Instrucción 2 pero el titular está de vacaciones y la jueza de guardia, Eva Armesto, se encargó de tomarle declaración. En la comparecencia, que se celebró a mediodía, José Miguel respondió solo a unas preguntas de su abogado para tratar de acreditar que tiene arraigo y descartar un posible riesgo de fuga. Además negó participación alguna en los hechos investigados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca