Los brotes y focos de coronavirus registrados en las últimas jornadas en Galicia, como el del Fuenlabrada o el de O Porriño, han elevado una jornada más los casos activos de Covid-19 en la comunidad, que suben en 17 y alcanzan la cifra de hace dos días, los 180.

Según la información proporcionada por la Consellería de Sanidade, el área sanitaria con más casos es la de Lugo, con 80 activos, seis más que en el parte del día anterior. En esta área se detectó el jueves un foco importando con varios miembros de una misma familia afectados, entre ellos una trabajadora de una residencia.

Asimismo, 43 casos activos están en A Coruña --cuatro más- y 31 en la de Vigo --que añade otros cuatro--. Por su parte, en el área sanitaria de Pontevedra están activos 11 casos de Covid-19 --dos más que el jueves--, la misma cifra que en la de Santiago y Barbanza --que sube uno-. La de Ourense se mantiene en cuatro casos activos y Ferrol sigue sin ninguno.

Del mismo modo, según la información de Sanidade, se elevan una jornada más las personas hospitalizadas, que alcanzan las 10, dos más que el día anterior. Un total de 170 afectados están en su domicilio y no hay ningún enfermo en la UCI.

Hasta el momento, Galicia registra 11.197 personas curadas y 619 fallecimientos. La cifra de muertes por coronavirus permanece sin variación desde el 10 de junio.

En cuanto a las residencias, que el jueves no registraban ningún afectado ni entre internos ni entre trabajadores, el último parte del Sergas informa de un profesional afectado por Covid-19. Se trata de una trabajadora de una residencia de Xove que, según fuentes próximas, se contagió, al igual que otros familiares, por una visita procedente de Cataluña.

El alcalde de Xove, Demetrio Salgueiro, apunta que el Sergas va a "realizar pruebas PCR" a todos los usuarios y empleados de mayores para conocer "si existe algún otro positivo". Según explica, la mujer se infectó debido a la visita de unos familiares que viajaron desde Hospitalet, por lo que se trata "de un caso importado" de Cataluña.

La trabajadora, vecina del municipio de Viveiro, "se contagió al igual que el resto de su familia". La empleada del geriátrico "no sabía que estaba contagiada" y acudió a su puesto de trabajo "con normalidad". Con todo, el regidor apunta que "la situación ahora mismo es de tranquilidad".