La consejera vasca de Salud, Nekane Murga, apuntó ayer que el Gobierno vasco estudia restricciones en el ocio nocturno porque "está favoreciendo la transmisión" del Covid-19. Entre los casos registrados está el de un local hostelero de Bilbao, al que se está haciendo seguimiento, con 33 casos positivos en las últimas 72 horas.

Durante su comparecencia para dar a conocer los últimos datos sobre la evolución de la pandemia, Murga ha dicho que "es algo que estamos analizando. Todo habla a que el ocio nocturno es algo que está favoreciendo la transmisión de la enfermedad".

Murga ha admitido que se procedió al cierre de la discoteca 'La Fuga' de Bilbao por un positivo en un trabajador y que en distintos puntos de Euskadi se están identificando personas que trabajan en hostelería que pueden haberse infectado fuera de su actividad laboral "pero que suponen un riesgo importante".

Por su parte, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha convocado el lunes a los alcaldes de las ocho capitales de provincia para abordar limitaciones al ocio nocturno, dados los casos de rebrotes de coronavirus que se están detectado entre jóvenes.