Ribeira, A Mariña, Betanzos, Vilalba, Beariz o Trives son algunas de las localidades o comarcas gallegas en las que se han vivido episodios en las últimas semanas de brotes de Covid-19, pero poco a poco el sistema sanitario gallego parece ir controlando las arremetidas del SARS-CoV-2, el coronavirus que causa esa enfermedad.

Según el balance diario del Servizo Galego de Saúde (Sergas), en las últimas horas se registró un descenso de once casos activos en la comunidad, al pasar de 218 a 207, gracias a la disminución de los positivos en las áreas sanitarias de Lugo (-9), A Coruña (-1) y Ferrol (-1), que ayer estaba libre de Covid-19. En el resto de áreas la cifra de infecciones se mantiene estable. No subió en ninguna, con esta distribución: 30 en A Coruña, 139 en Lugo, 5, en Ourense, 9 en Pontevedra, 17 en Vigo, 7 en Santiago y ninguno en Ferrol.

En los hospitales gallegos, sin embargo, hay un ingresado más con Covid-19. En total, son 8 los hospitalizados en Galicia por la enfermedad causada por el SARS-CoV-2, pero ninguno de estos pacientes se encuentra en la UCI, algo que sí sucedía en la relación facilitada el sábado por la Xunta.

Los fallecimientos en Galicia se mantienen en 619, de los que 274 están relacionados con residencias de mayores de la comunidad, en torno al 44% del total. La última víctima mortal de la pandemiaen Galicia fue notificada el 10 de junio y se corresponde con un hombre de 83 años que estaba ingresado en el Complexo Hospitalario Universitario de Vigo.

Dentro del total de casos registrados en Galicia solo hay uno vinculado con residencias de mayores -según concretó la Consellería de Sanidade en su balance diario-, que corresponde a una trabajadora de un centro de Burela (Lugo), mientras los geriátricos siguen sin usuarios infectados.

El departamento que dirige Jesús Vázquez Almuíña apuntó que, hasta la fecha, se curaron en Galicia 11.070 personas, 16 más que en la jornada del sábado.

El número total de pruebas PCR realizadas hasta la fecha en la comunidad gallega asciende a 233.015., según los datos facilitados po Sanidade.