26 de junio de 2020
26.06.2020
Faro de Vigo

El Defensor del Pueblo denuncia que las aerolíneas se niegan a reembolsar billetes cancelados

A raíz de la pandemia, ofrecen bonos en vez de devolver el dinero de los vuelos cancelados, según las quejas de Fernández Marugán

26.06.2020 | 01:34
Panel de rutas del aeropuerto de Vigo. // Marta G. Brea

El Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, ha remitido una carta al Gobierno en la que se queja de la actitud de las aerolíneas tras la COVID-19. La institución denuncia que a pesar de las directivas y reglamentos europeos, sigue habiendo "una negativa de las compañías aéreas a reembolsar el importe abonado por los vuelos que han sido cancelados por la pandemia". Ya Facua había denunciado esta misma práctica hace semanas. Pero no solo ocurre en el sector aéreo. En otros, como el de cruceros, se estaría produciendo una situación similar. Algunas navieras que operan en Vigo, como Pullmantur, que ha pedido el concurso de acreedores, también estaría ofreciendo bonos.

En su escrito al Ejecutivo, difundido por la cadena SER, el Defensor del Pueblo se hace eco de "numerosas quejas" y asegura que algunas compañías aéreas "han configurado sus páginas web de tal manera que es imposible ejercitar la devolución del dinero". Otras aerolíneas están ofreciendo bonos que no cubrirían el precio del vuelo que contrataron los ciudadanos afectados.

En su carta dirigida al Ministerio de Consumo, Francisco Fernández Marugán denuncia lo que califica como "numerosas" prácticas irregulares y pregunta al Gobierno si "ha tomado algún tipo de acción ante la posibilidad de que los derechos de los consumidores de una información suficiente no hayan sido respetados". Además el Defensor del Pueblo recuerda a las autoridades que "la ley les autoriza a la preparación de acciones judiciales en representación de los intereses colectivos de los consumidores".

Posiciones encontradas en el Gobierno

Según la información de la SER, el Gobierno pretendía denunciar a esas aerolíneas pero la demanda judicial aún no se ha consumado. De hecho, habría un debate interno sobre la línea a seguir, con dos posiciones encontradas en el Ejecutivo. De una parte, quienes apuestan por permitir a las aerolíneas la emisión de bonos de un año de duración para que no tengan que afrontar ahora los pagos, una opción que defienden Fomento o Industria. Al otro lado están quienes plantean que si las aerolíneas necesitan dinero pidan créditos al ICO pero que devuelvan ya el dinero a los consumidores. En juego, según fuentes de la industria aérea, hay un millón de billetes de avión que se vendieron y no se ejecutaron.

Por otra parte, Fernández Marugán advirtió ayer de que el Covid-19 continúa suponiendo una amenaza para la sociedad, por lo que ha reclamado responsabilidad. "Hemos resistido pero todavía no hemos vencido", indicó.

El Defensor del Pueblo intervino en el Pleno del Congreso de los Diputados para explicar su gestión en 2018 y 2019, donde se refirió a la crisis que ha provocado el Covid-19. "Un virus que nos ha arrojado, de forma impensada y brutal, a escenarios que nunca habíamos vivido", dijo.

El Defensor insistió en que, aunque España se halla en el proceso de desescalada, "la amenaza para la salud pública permanece. El virus sigue ahí y, por tanto, puede rebrotar en cualquier momento".

"Tenemos que ir con cuidado y no dejarnos llevar por el deseo de volver rápidamente a la normalidad anterior, ya que la recaída complicaría mucho las cosas", manifestó, para añadir que "el conjunto de medidas adoptadas, desde la declaración del Estado de Alarma, por todas las administraciones han ayudado y han hecho que el daño infligido haya sido mucho menor".

De esta forma, apeló "al mayor nivel de consenso entre todos los responsables políticos, institucionales, económicos y sociales" para poder superar esta crisis. "España necesita grandes acuerdos", destacó.

Ley para las residencias

Fernández Marugán reclamó en el Congreso de los Diputados una ley orgánica que "resuelva" cuestiones relacionadas con los derechos de las personas mayores que viven en residencias, como son el ingreso involuntario de los residentes con deterioro cognitivo o psíquico o el uso de las sujeciones físicas. Una vez más, el Defensor alertó de las carencias de medios y personal en los centros residenciales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca