El Consejo de Ministros aprobó ayer un contrato con Indra para diseñar, desarrollar y evaluar una prueba piloto de una aplicación de rastreo a través del teléfono móvil que permitirá notificar a los contactos de un usuario el riesgo de contraer Covid-19 tras haber simulado contagios en la isla canaria de La Gomera.

Esta prueba piloto, impulsada por el Ministerio de Asuntos Económicos y de Transformación Digital, en coordinación con el Servicio de Salud de Canarias, se pondrá en marcha el 29 de junio en La Gomera durante dos semanas y su tecnología se basará en la conexión bluetooth del móvil. Evaluará los aspectos técnicos de la aplicación y la experiencia de uso.

La decisión sobre si esta aplicación se implantará en el resto de España se adoptará una vez concluida y evaluada la prueba piloto en un escenario real. La última palabra la tendrán las comunidades autónomas, según el Gobierno.