El Gobierno aboga por que los controles fronterizos y las restricciones a los viajes en la Unión Europea se levanten en zonas que tengan una situación epidemiológica "que evolucione positivamente", con el objetivo de garantizar la seguridad sanitaria en todo el territorio y evitar los riesgos de rebrote del Covid-19. "Nos gustaría que se estudiase la reapertura de fronteras no solo por países, sino también por regiones. Apostamos por realizar una apertura gradual, coordinada y no discriminatoria entre territorios con una situación epidemiológica similar que nos permita evitar los riesgos de rebrote", indicó la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros.

Además, defendió que la posición de España es que se definan reglas comunes para recuperar la libertad de movimiento dentro de la Unión Europea, abogando por establecer garantías de seguridad en el destino y el origen. "Queremos garantizar que los turistas no corran ningún riesgo y que tampoco traigan riesgos a nuestro país", dijo.

Además, insistió en que los países deben garantizar la capacidad sanitaria y la transparencia con los viajeros, además de abordar un enfoque "coordinado y por regiones". "El virus no conoce de froNteras y por eso es preferible que las zonas que se hallan en una misma evolución de la pandemia se traten de una misma manera", dijo Maroto, que añadió que se ha convocado la conferencia sectorial de turismo con las comunidades autónomas para el viernes.