13 de mayo de 2020
13.05.2020
Faro de Vigo
Galicia:
Casos (total):
  10.832
Fallecidos:
 601
Recuperados:
 8.157
España
Casos (total):
229.540
Fallecidos:
  27.321
Recuperados:
  143.374
Actualizado: 14-05-20 11:10h

Tres mil familias de fallecidos se querellan contra el presidente y el Gobierno por imprudencia grave

Díaz Ayuso demanda a la Defensora del Paciente por acusarla de homicidios -Un abogado de Valencia denuncia por prevaricación a Illa

13.05.2020 | 00:45

Las primeras querellas del reguero de demandas por la pandemia y las medidas adoptadas por los gestores de la sanidad para afrontarla han llegado a los juzgados: Familiares de fallecidos acusan de homicidio imprudente a todo el Gobierno; un abogado valenciano se querella por prevaricación contra el ministro de Justicia por no incluir a su comunidad en la fase 1 de desescalada y la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso se querellará por calumnias e injurias contra la Defensora del Paciente que la denunció por homicidio imprudente.

Once abogados de distintos puntos de España han presentado una querella ante el Tribunal Supremo contra el presidente Pedro Sánchez y todo su Gobierno en nombre de 116 familiares de víctimas de la Covid-19 por un delito de homicidio imprudente en la gestión de la pandemia. La querella se dirige contra los 23 miembros del Ejecutivo "como presuntos responsables, criminalmente, de un número no determinado aún de delitos de homicidio por imprudencia grave", por "haber permitido por acción o por omisión que la extensión de la pandemia, y el virus Sars-Cov-2, hayan acabado con la vida de los familiares". Hasta la fecha, 3.268 familias han manifestado su deseo que querellarse, pero solo 116 se han personado ya que, las restantes "no han podido obtener, hasta el momento", el Certificado Médico de Defunción.

En la querella, los familiares denuncian al Gobierno en pleno por su "irresponsable y negligente inacción", por su "actuación tardía y nefasta" y por "la negligencia de sus actos y omisiones para conseguir frenar, reducir y paliar en toda la nación los efectos de la epidemia" desde que tuvieron conocimiento de su existencia en diciembre de 2019 o enero de 2020.

Consideran que el Ejecutivo "decidió anteponer sus intereses por encima de la salud de las personas" cuando "a finales de febrero y primera semana de marzo se celebraron multitud de concentraciones y manifestaciones, y la vida ciudadana continuó de manera habitual, sin que la gran mayoría de los ciudadanos españoles tuvieran conciencia del riesgo que corrían, algo que el Gobierno sí conocía".

Se refieren a las concentraciones y manifestaciones de organizaciones agrarias y a las manifestaciones del 8M, Día Internacional de la Mujer, "fomentadas activa y públicamente por varias de las querelladas", como la vicepresidenta Carmen Calvo y las ministras Montero, Darías e Isabel Celaá. También ese 8 de marzo, Vox, convocó un acto en Madrid "sin que recibieran advertencia alguna por parte del Gobierno"; ni se impidieron ni cancelaron los vuelos con origen o destino a Italia hasta el 10 de marzo, y se celebraron eventos multitudinarios deportivos.

Los querellantes denuncian también "la caótica situación de las residencias de ancianos", cuyo control y gestión política corresponde al vicepresidente segundo, Pablo Iglesias.

Un abogado con despacho en Valencia, Luis Vericat, ha presentado por su parte una querella penal ante el Tribunal Supremo por un supuesto delito de prevaricación administrativa contra el ministro de Sanidad, Salvador Illa, por haber impedido que la Comunidad Valenciana en su totalidad entrase en la fase 1 de la desescalada a pesar de "cumplir con los requisitos para ello".

Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, comunicó que va a presentar una querella contra la presidenta de la Asociación El Defensor del Paciente, Carmen Flores, por calumnias y difamación al acusarla de homicidio imprudente, según han informado a Europa Press fuentes conocedoras de la decisión.

La Asociación El Defensor de El Paciente interpuso ante la Fiscalía y el Tribunal Supremo una denuncia contra la dirigente madrileña por un supuesto delito de omisión del deber de socorro y homicidio imprudente por presuntamente ordenar que los hospitales madrileños no aceptaran ancianos procedentes de residencias durante la crisis del Covid-19. Respecto a la denuncia, fuentes de la Consejería de Sanidad aseguran que "los traslados de residentes a hospitales se hicieron por criterio clínico. "Hasta la fecha se han realizado más de 6.000 traslados de residentes a hospitales por parte del SUMMA 112", informaron fuentes de la Consejería.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

LA MEJOR INFORMACIÓN, CERCA DE TI


FARO te ofrece un nuevo servicio de pasatiempos y juegos online

Disfruta desde tu ordenador o tu móvil de más de un centenar de retos como crucigramas o sudokus

FaroEduca