Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El paraíso cierra sus puertas

Fuerte impacto sobre la industria gallega del evento deportivo

Salida de la pasada edición de la Vig Bay. // Alba Villar

Salida de la pasada edición de la Vig Bay. // Alba Villar

"Incertidumbre es la peor palabra que puede manejar una empresa organizadora de eventos", resume David Suárez, ejecutivo principal de Diesemm. El litoral pontevedrés y Ourense, escenario de numerosas pruebas deportivas al aire libre, ha cerrado sus puertas. "El impacto sobre la economía de la provincia va a ser brutal", anticipa Suárez.

La industria del evento deportivo en el sur gallego estaba floreciendo. Serafín Martínez, ex ciclista profesional y gerente de Qualite Sport Events, argumenta: "Que los eventos deportivos generan riqueza en la zona en la que se celebran es algo que ya nadie cuestiona. Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística indican que el turismo deportivo ha crecido en un 41,5% en los últimos años. No son sólo grandes campeonatos oficiales como el Mundial de Triatlón celebrado en Pontevedra en 2019, con más de 4.000 deportistas de todo el mundo. Muchos deportistas amateurs se desplazan en familia. Nuestros eventos cada vez más tienen un formato de fin de semana con actividades paralelas, lo que indirectamente beneficia a restaurantes, hoteles y proveedores locales. En Galicia y en Pontevedra en particular se está haciendo un gran trabajo desde la administración pero todavía hay lugares en los que nos llevan ventaja. Han conseguido crear un ecosistema. A través del proyecto Valencia Ciudad del Running, la última Maratón de Valencia ha dejado un retorno de 17 millones para la ciudad", ejemplifica.

Distante aún de esas cifras, hay pruebas emblemáticas como la Vig-Bay, que supera los 5.000 participantes, afectada de pleno por el estado de alarma. De momento se ha trasladado al 7 de junio. Quaite Sports ha aplazado la 15k nocturna de Ourense y la marcha cicloturista Strade Terminal. La Gladiator Kids en Gondomar se ha fijado en julio. La Gladiator Race Pontevedra se tambalea. Diesemm, que también lleva secretaría técnica y asesoramiento en pruebas ajenas, "ha cancelado dos eventos y aplazado otros dos, con tres en el aire", enumera Suárez. Guillermo Janeiro, de RP3, ya había emplazado la VigoBikeContest en octubre, pero el minibtt debía celebrarse este sábado. "Por normativa sólo podemos hacer pruebas de minibtt hasta septiembre, pero no vamos a encontrar días disponibles", lamenta.

Janeiro, buen conocedor del mundo del ciclismo en sus diferentes vertientes, uno de los que más deportistas desplaza, detalla: "Para el sector de la bicicleta en general es un golpe muy duro. Desde hace 15 días no se vende una bici. Las tiendas lo van a pasar mal, las marcas tampoco van vender y veremos cómo los patrocinios se van a reducir o casi desaparecer. La única esperanza es que la venta de rodillos para entrenar en casa ha aumentado más del 400%. La gente, cuando pueda salir, va a tener muchas ganas de bici".

La paralización de la actividad afecta igual en el mar que en la tierra. Las Rías Baixas concentran numerosas regatas, en una actividad que iba a proliferar ahora hasta alcanzar su pico en verano. Al Náutico de Sanxenxo le ha afectado en el comienzo de la Copa de España 6M y el Desafío Nao Victoria de marzo, abril "y casi seguro mayo", se resigna Jandro Valera. El perjuicio se extiende "a la Regata Interclubes y a la Regata Hotel Carlos I Silgar". Es, concreta, un impacto "importante, sobre todo en el sector turístico".

Manolo Seoane, empresario náutico además de presidente del Rápido, está ampliando el rango de sus previsiones. Fuentes médicas que él maneja le han indicado que "sería un éxito que en agosto estuviese la cosa normalizada", porque al fin del confinamiento le seguirá una recuperación paulatina de las rutinas habituales. Y así Seoane avanza: "En el Náutico de Vigo estamos pensando en un posible aplazamiento de la Regata Rías Baixas para septiembre". Seoane recuerda que el Náutico de Vigo tiene casi 100 empleados y el de A Coruña, 40: "Son los clubes más importantes de sus ciudades después de Celta y Deportivo".Ambos han detenido su actividad igual que, en Vigo, "A Lagoa, Davila, Liceo? Si tenemos en cuenta el mantenimiento de barcos, hablamos igual de 1.000 personas. No es ninguna broma".

La Semana Abanca se cuenta entre los acontecimientos más importantes que gestiona. "Ya tengo un plan B", revela. "Si hay que dejar abierta la puerta en septiembre a regatas como Príncipe Asturias, Rías Altas y Rías Baixas, la Semana Abanca empezaría en octubre en A Coruña, como estaba previsto para su bloque. Y el de septiembre de Vigo se pasaría a la segunda quincena de noviembre y primera de diciembre". Advierte, en todo caso, que "las pruebas importantes se disputarán, pero otras muchas se van a tener que anular".

"En un escenario tan cambiante, hablar del futuro es de visionarios. Si somos capaces de adaptar los eventos a otras fechas, las pérdidas serán más contenidas. Poniéndonos en lo peor, entre pérdidas directas e indirectas y puestos de trabajo externos, hablamos de cifras que hacen daño", lamenta David Suárez, que menciona entre los damnificados a "proveedores locales, montadores, empresas de transportes, compañías aseguradoras, empresas de seguridad, personal autónomo, la hostelería de la zona alrededor de los eventos, personal sanitario contratado y un largo etcétera".

Serafín Martínez espera recuperar en el segundo semestre del año al menos una parte del centenar de torneos y eventos corporativos afectados. "El aspecto que más nos preocupa ahora mismo es la incertidumbre por no saber la duración de esta situación y qué hacer con el personal que no tenemos dónde reubicar", indica. "Trabajamos con un mínimo de seis meses de antelación en marketing, publicidad, redes sociales, solicitud de permisos... Son inversiones que se pierden. Los patrocinadores, lógicamente, se ponen en una actitud prudente. Hemos pasado de una previsión de ingresos muy optimista a una previsión de ingresos cero".

Guillermo Janeiro avisa: "Nos vamos a encontrarnos con un montón de pruebas en tan solo dos meses, septiembre y octubre, y nos vamos a comer los unos a los otros. Disminuirán los ingresos de patrocinios y los ingresos por inscripción". Pero apunta a una meta positiva: "Espero que aprendamos algo de todo esto". Y Suárez lo secunda: "Tenemos claro que debemos ser optimistas y salvar los eventos del resto del año con decisión, ofreciendo la mejor versión de nosotros mismos y sobre todo con el apoyo de instituciones, patrocinadores y consumidores".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats