Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Juan García Arriaza, investigador: "Después de esta vendrán más pandemias"

"Nuestra vacuna contra el coronavirus va con ventaja", defiende

Juan García, en el laboratorio del CSIC donde trabaja buscando la vacuna contra el coronavirus. // J.G.

Juan García, en el laboratorio del CSIC donde trabaja buscando la vacuna contra el coronavirus. // J.G.

Juan García Arriaza, investigador en el Centro Nacional de Biotecnología (CNB) del CSIC, es un apasionado del alpinismo. Desde enero, le ha tocado abrir vías hacia una nueva cumbre: la vacuna contra el coronavirus. Es posible que en semanas la pruebe en ratones. En esta conversación con FARO, habla de este proyecto liderado por Mariano Esteban.

-¿Cree que por fin los políticos se han dado cuenta de la importancia de la investigación?

-Hay que concienciar. Ha tenido que llegar este virus para darnos cuenta de la importancia del sistema sanitario y la ciencia. En muchos centros y laboratorios, la investigación es precaria, con pocos medios.

-¿Cuál es su situación?

-Para que se haga una idea yo tengo 45 años y llevo más de 20 enlazando contrato tras contrato de forma inestable. Las opciones de estabilización son escasas, con poca oferta de plazas de científico titular. Hay que poner remedio a esto porque la situación de muchos científicos es totalmente precaria, cobrando mal, y la sociedad debe saberlo. Hay que cuidar la investigación porque, cuando pase esta pandemia, vendrán otras. Surgirán nuevos virus, posiblemente uno nuevo de la gripe.

- Hay más de 20 proyectos en el mundo buscando vacuna contra el coronavirus, ¿cuáles son los principales abordajes?

-Nuestra vacuna está basada en vectores virales, concretamente en un poxvirus. Otra aproximación es la del doctor Enjuanes (CNB-CSIC) para atenuar el coronavirus mediante la eliminación de genes de virulencia (que inhiben la respuesta de defensa del hospedador). Otro tipo se basa en combinar la proteína S del coronavirus con un adyuvante. Otras vacunas se basan en ácidos nucleicos: bien basadas en vectores de ADN o en ARN mensajero. Las que utilizan este último abordaje son las vacunas cuyo desarrollo va más rápido, concretamente se están probando en un ensayo clínico en Estados Unidos. Pero probablemente lo que vayamos a necesitar sea una combinación de vacunas: por ejemplo una primera dosis de una y una segunda de otra para activar el sistema inmune de forma más potente.

-¿Qué destaca de su vacuna?

-La nuestra es muy potente para generar anticuerpos que neutralicen el virus y células T que son capaces de destruir células infectadas. Tenemos una plataforma muy buena y vamos con la ventaja de que nuestro vector ya está autorizado para uso en humanos ya que se usó como vacuna para la viruela, la cual es totalmente segura porque no suele producir efectos secundarios. Vamos con ventaja en ese sentido.

-¿Por qué recurren a la vacuna de la viruela?

-La viruela es la única enfermedad humana erradicada y se logró a través de vacunas. Nosotros utilizamos un virus de la familia de la viruela, llamado virus Vaccinia, que se utilizó como vacuna en la campaña de erradicación de la viruela en los años 70. Utilizamos una cepa denominada MVA, que está totalmente atenuada porque no se replica en células humanas. Es un vector ideal.

-Ustedes se han fijado en la proteína S, ¿por qué?

-En el laboratorio, insertamos dentro del MVA el gen que codifica la proteína S del coronavirus. Esta proteína se presenta en la superficie y la utiliza el virus para entrar en las células e infectarlas. Es como una llave. Queremos inducir la generación de anticuerpos que se unan a esta proteína S y neutralicen al virus para que le impidan unirse a sus receptores y evitar la infección.

-¿En qué fase se encuentra ahora mismo su vacuna?

-Estamos en la fase de generación del candidato a vacuna. Es un proceso que requiere tiempo. Calculo que en el próximo mes tendré el candidato final purificado. Ese será el stock que utilizaremos en ensayos con animales.

-Normalmente se necesita una década para generar una vacuna. Se habla del riesgo de que el antídoto contra el coronavirus agrave la enfermedad.

-La generación de una vacuna lleva su tiempo pero su eficacia depende del patógeno que se quiera controlar. Hay virus para los que aún no disponemos de una vacuna eficaz, como el VIH o la gripe. Sin embargo, creo que cuando se genere una vacuna contra el coronavirus será bastante efectiva. Calculo que 12 o 18 meses será un tiempo razonable para tener resultados en personas. La pandemia que tenemos actualmente se atajará con las medidas de contención y la atención sanitaria. La vacuna no llegará a tiempo para esta pandemia; controlará futuros brotes.

-Se rumorea que la mutación del coronavirus SARS-Cov-2 en Europa es más virulento que el de China.

-Yo no lo creo. Los estudios han mostrado que la secuencia genómica es bastante similar. No creo que tenga más mortalidad pero sí consigue más infectados. Creo que hay muchos casos que no se han contabilizado por estar asintomáticos.

Compartir el artículo

stats