Iberdrola ha cerrado una primera compra de material sanitario de primera necesidad en China valorada en 22,1 millones de euros, que entregará a la Administración a su llegada a España, prevista para la primera quincena de abril, con el fin de ayudar en la lucha contra la crisis sanitaria de la Covid-19.

La energética ha adquirido 450 equipos de respiración, 4,6 millones de mascarillas, 120.000 buzos de protección y 20.000 gafas de protección mediante la firma de cuatro grandes contratos con sendas compañías chinas. El primero de estos contratos, gestionado a través de la empresa española Amara, incluye la compra de 400 equipos de respiración de última generación por 11,6 millones de euros. Del modelo Aeonmed VG70 (Intrusive Oxygen Ventilator), serán entregados al Ministerio de Sanidad para su posterior distribución.

En el segundo de los acuerdos cerrados por el grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán, se han adquirido 2,5 millones de mascarillas del modelo FFP2 (KN95) cuyo destino serán los ministerios de Sanidad y del Interior (1,5 millones), así como el Ejército español (un millón), que se hará cargo de traerlas con transporte propio y que posteriormente las repartirá entre los diversos centros logísticos que tiene en todo el país. Con un coste total de 5,3 millones de euros, este contrato ha sido tramitado por el proveedor español Wottoline.